Sesión de control en el Congreso

Las madrileñas, unas 'minigenerales'

  • Sánchez, Casado e Iglesias lanzan en el pleno del Congreso sus primeros mensajes de la campaña de las autonómicas

  • El líder del PP asegura que el 4-M será la "primera etapa de unión de todo el centro-derecha" y solemniza su unión a Ayuso

El presidente del Gobierno  Pedro Sanchez  interviene durante una sesion de Control al Gobierno en el Congreso de los Diputados ante la mirada atenta de los diputados del PP.  Entre otras cuestiones  el pleno estara marcado por las preguntas que la oposicion realizara al Gobierno central sobre su gestion un ano despues del inicio de la pandemia  y se tratara el impacto que esta ha tenido en la salud mental de los ciudadanos

El presidente del Gobierno Pedro Sanchez interviene durante una sesion de Control al Gobierno en el Congreso de los Diputados ante la mirada atenta de los diputados del PP. Entre otras cuestiones el pleno estara marcado por las preguntas que la oposicion realizara al Gobierno central sobre su gestion un ano despues del inicio de la pandemia y se tratara el impacto que esta ha tenido en la salud mental de los ciudadanos / EUROPA PRESS E Parra POOL

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El primero que saltó al campo, el miércoles de la semana pasada, fue Pablo Casado. Se juega todo en las elecciones madrileñas del 4 de mayo. Su futuro ya está unido al de Isabel Díaz Ayuso. Como pierda la comunidad, el liderazgo del presidente del PP estará herido de muerte. Después, el viernes, fue Inés Arrimadas (Cs) la que vio que ella también se deberá implicar al máximo tras su grave error con la fallida moción de censura de Murcia. El lunes, se sumó Pablo Iglesias, al comunicar que dejará el Gobierno central para enfrentarse a Ayuso. Esa decisión presionó a otros dos jugadores, que también lo darán todo sobre el terreno: Pedro Sánchez intentará asegurar que el PSOE gana el derbi en la izquierda e Íñigo Errejón tratará de demostrar que su nuevo equipo, Más País, tiene entidad propia y no necesita ir de la mano de Podemos. Esta acumulación de acontecimientos y el hecho de que esta convocatoria no coincida con la de otras autonomías han convertido las elecciones madrileñas en unas 'minigenerales'.

Se vio este miércoles en la sesión de control al Gobierno, donde especialmente Sánchez, Casado e Iglesias soltaron sus primeros mensajes electorales. "El 4 de mayo será la primera etapa de unión de todo el centro-derecha y de los votantes avergonzados por la deriva radical a la que usted lleva a España", proclamó el líder del PP atacando a la vez a Ciudadanos y el PSOE. "¡Ay, señor Casado, estamos en campaña y aquí el mitin de todos los miércoles!", le afeó el presidente del Gobierno. Pero él también entró y le soltó que, después de atraer a "tránsfugas" de Ciudadanos para neutralizar la moción de censura en Murcia, no tiene por qué abandonar la sede de Génova para intentar escapar de la corrupción del pasado. "Ustedes representan continuidad en las malas artes: faltan al respeto a su socio Ciudadanos y transfuguismo, que es corrupción. Representan la peor versión del PP", lanzó.

Noticias relacionadas

Iglesias, que fue preguntado como es habitual por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, denunció a los conservadores por haber "comprado" diputados de Ciudadanos y le preguntó: "¿Cómo ha conseguido la pasta, la ha puesto a usted o se la ha dado algún constructor?".

La salida de Iglesias

"Lo que ustedes llaman transfuguismo ¿saben cómo lo llama toda España? Dignidad", aseguró García Egea defendiendo su maniobra en Murcia. Quedan pocos cara a cara así entre los dos. Iglesias tiene previsto dejar su acta antes de que empiece, el 18 de abril, la campaña. Hasta entonces queda casi un mes en el que pretende sacar adelante la ley de vivienda, para regular el precio de los alquileres y, según explican en su equipo, impulsar la derogación de la reforma laboral y dejar encarrilada la tramitación de la ley trans.