Mercado de vivienda

El PSOE frena el pacto para regular los alquileres que ansía Iglesias

  • El ministro de Transportes propone una deducción fiscal de hasta el 90% en zonas tensionadas

  • El aún vicepresidente rechaza la última oferta del PSOE porque deja fuera la limitación de los precio

El ministro de Transporte  Movilidad y Agenda Urbana,  José Luis Ábalos.

El ministro de Transporte Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

Se complica uno de los deseos manifestados por de Pablo Iglesias el pasado lunes, el de salir de La Moncloa rumbo al Parlamento madrileño con una propuesta de Ley de vivienda pactada con los socialistas y que regule el precio del alquiler. PSOE y Unidas Podemos hicieron otro intento de acercar posturas este miércoles, en la enésima reunión entre el equipo del ministro José Luis Ábalos y otro morado encabezado por Ione Belarra. No fue posible. Los de Ábalos pusieron ya sobre la mesa una propuesta formal de proyecto legislativo que, entre otras cosas, ofrece suculentas deducciones fiscales a los arrendatarios que bajen los precios, hasta el 90%, pero sin llegar a ponerles un límite final. El paso adelante de los socialistas no es suficiente para sus socios de coalición, que aseguran que empiezan a desesperarse ante el "incumplimiento" del pacto de gobierno por parte del PSOE. Por su lado, los de Ferraz no parecen estar dispuestos a dar su brazo a torcer en esta cuestión en vísperas de despedirse de un Iglesias que pronto será candidato en Madrid.

Así, tras semanas de discusiones y acusaciones cruzadas, la negociación sigue enconada. No sirvió de mucho que los representantes del ministerio de Transportes dejaran por escrito una propuesta, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, que busca estimular la oferta de viviendas en alquiler a partir de un sistema de bonificaciones en el impuesto sobre la renta (IRPF) para el arrendador. 

Esa iniciativa de Ábalos rebaja del 60% al 50% la actual deducción general por alquiler de vivienda y a partir de este nuevo porcentaje establece el siguiente sistema de bonificaciones adicionales: una bonificación extra del 40% si reduce un 10% el precio de un inmueble situado en una zona tensionada; una deducción del 10% si alquila la vivienda a un precio limitado por una norma jurídica o recientemente habilitada; un desgravación del 70% si los arrendatarios son jóvenes de entre 18 y 35 años o un plus de bonificación del 20% si el inmueble se incorpora al mercado de vivienda en alquiler habitual.

Pinchar la burbuja

El equipo negociador de Unidas Podemos, comandado por Belarra –futura ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y responsable de la negociación sobre vivienda sea cual sea su duración-, rechazó tajante la última oferta. A juicio de los morados, el PSOE sigue incumpliendo el acuerdo de legislatura y las Directrices Generales de la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible 2030, aprobado por el Consejo de Ministros en marzo. "La oferta del PSOE consiste en dedicar recursos públicos a asumir, por parte de todos los contribuyentes, las rebajas en la renta que realice quien tenga una vivienda en alquiler", criticaron fuentes de la formación morada.

"La propuesta del PSOE, además, no recoge ninguna medida dirigida a los grandes propietarios (…) que podrían seguir cobrando alquileres abusivos como hasta ahora y especulando con el derecho a la vivienda", apuntaron las mismas voces antes de lamentar que "los socialistas sucumban a las presiones de la patronal inmobiliaria" e intente que "la burbuja del alquiler" se sostenga con fondos públicos.

Noticias relacionadas

Propuesta "ambiciosa"

Desde el punto de vista del Ministerio de Movilidad, sin embargo, la propuesta formulada es "ambiciosa" y puede ser calificada como "una de las más avanzadas de Europa", al incorporar "mecanismos para frenar las subidas de alquiler abusivas y un conjunto de medidas para favorecer la oferta de vivienda en condiciones asequibles para las personas con menor renta y especialmente a la población joven y los colectivos más vulnerables". Pero Podemos no cede, de fomento los socialistas tampoco y, por tanto, se aleja el sueño de Pablo Iglesias de marcharse con un proyecto de ley acordado. Está por ver si , como en lo demás, aquí también hay giro de guion de última hora.