Ley de Vivienda

El PSOE se niega a limitar el precio del alquiler e Iglesias les acusa de "tensionar" la coalición

  •  "Es un error tensionar al Gobierno planteando que se puede incumplir un acuerdo o que se puede traicionar la palabra dada", ha considerado Pablo Iglesias

Habitación de alquiler en Barcelona.

Habitación de alquiler en Barcelona. / Joan Cortadellas

Se lee en minutos

El Periódico

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha considerado este martes que el PSOE "tensiona" la coalición cuando incumple los acuerdos "firmados" por él y por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en referencia a la regulación del alquiler.

"Es un error tensionar al Gobierno planteando que se puede incumplir un acuerdo o que se puede traicionar la palabra dada. Nosotros vamos a ser leales al Gobierno de coalición", ha dicho Iglesias, que ha subrayado que para él la "lealtad" es velar porque se cumplan los pactos.

Iglesias considera que sugerir que no se va a cumplir con la regulación de los precios del alquiler es un "error" y supone, además, un incumplimiento del programa de coalición.

Estas declaraciones se producen un día después de que el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, haya rechazado el control de precios del alquiler en la futura Ley de Vivienda, como plantea su socio de Gobierno, Unidas Podemos, y haya apostado por promover incentivos fiscales, para los cuales espera aún el visto bueno del Ministerio de Hacienda.

Desde Ferraz, Ábalos ha reconocido que, en materia de "intervención de los precios" ambas formaciones tienen "dos concepciones distintas" y, en su caso, consideran "más positivo y eficaz promover que no imponer". Según ha explicado el ministro titular de las competencias de Vivienda, con el control de precios, "puede haber una detracción del mercado" en la que "muchas de esas viviendas que podrían ser destinadas al alquiler acaben en la compraventa".

Ábalos también ha incidido en que la nueva norma "respete la constitucionalidad", pues "precedentes maximalistas ya han conseguido la posición del Tribunal Constitucional" y también que la ley "tenga en cuenta que es un derecho pero también un bien de mercado que genera actividad económica, que busca también seguridad jurídica al respecto de las inversiones y todo eso no lo podemos obviar".

Sin correr

Por otro lado, Ábalos, que ha ofrecido la rueda de prensa como secretario de Organización del PSOE, ha asegurado que la nueva norma "no puede ser una ley coyuntural ni apremiada por situaciones muy concretas y muy coyunturales". "Habrá que entrar en lo estructural, e incluso en el marco que permita adoptar medidas coyunturales, pero que la coyuntura no nos condicione en esa ley básica de la democracia", ha dicho.

Y es que el ministro de Transportes ha destacado que "es bueno para el país tener una Ley de Vivienda" y que "en estos 40 años de democracia no se ha hecho", pero ha apostillado que "si en 40 años no se ha hecho, para hacer una mala ley tampoco hay por qué correr". "Hace falta una ley, pero una buena ley", ha aseverado.

Podemos ve "desleal" al PSOE

Varios cargos de la formación morada han reaccionado en redes sociales a las declaraciones del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, después de que haya rechazado hoy el control de precios del alquiler en la futura Ley de Vivienda, al apostar por promover incentivos fiscales, para los cuales espera aún el visto bueno del Ministerio de Hacienda.

Te puede interesar

La secretaria de Estado para la Agenda 2030 y dirigente de Podemos, Ione Belarra, quien encabeza las negociaciones desde el ala morada del Ejecutivo con el departamento de Ábalos para la nueva ley, ha sido la primera en reaccionar.

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, también se ha sumado a las críticas. A ello ha aludido incluso la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien ha añadido también que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió "por escrito" con ella a desplegar esta regulación. "Presidente, cumpla ya su palabra", ha reclamado.