Desde el Congreso

La estrategia de Iglesias para arremeter contra la Monarquía

La estrategia de Iglesias para arremeter contra la Monarquía
2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Pablo Iglesias quiere evitar roces innecesarios con Pedro Sánchez, al menos en lo que respecta a la Monarquía. El vicepresidente segundo del Gobierno, un republicano declarado que nunca ha dudado en expresar sus opiniones acerca de la jefatura del Estado, ha esquivado la polémica declaración presentada por Juan Carlos I para regularizar ante Hacienda una deuda de casi 680.000 euros. Consciente de que los temas de Estado -entre los que está la Casa Real- recaen en el sector socialista del Ejecutivo, el líder de Unidas Podemos ha dejado en manos de su partido la campaña de acoso a Felipe VI por las finanzas del rey emérito. 

Tras varios meses en los que el vicepresidente y el resto de ministros morados han cargado contra la monarquía por las controversias surgidas en torno a la figura de Juan Carlos I, ahora se ha producido un cambio de estrategia. Ninguno de los miembros de Unidas Podemos que se sienta a la mesa del Consejo de Ministros ha pronunciado una palabra en contra de la Casa Real desde que  se conociera el paso dado por el emérito para evitar responsabilidades penales por el uso de tarjetas opacas tras su abdicación

En la vicepresidencia segunda considera que un ataque directo contra Juan Carlos I podría resultar contraproducente y, además, asumen que se trata de un asunto de Estado en el que es Sánchez quien debe marcar la dirección, como acordaron al comienzo de la legislatura. Iglesias ya quedó apartado en agosto, cuando el presidente del Gobierno no le informó de la marcha del rey emérito de  España, un gesto que provocó tensiones en el seno del Ejecutivo.

Indagar en el pasado

El peso de la crítica hacia la Casa del Rey recaerá, por tanto, en el grupo parlamentario de Unidas Podemos. Rafa Mayoral, portavoz del partido, ya exigió el pasado jueves que Felipe VI de explicaciones y su homólogo en el Congreso, Pablo Echenique, sostuvo este viernes que la Corona no puede ser un ejemplo de la "limpieza democrática" que necesita España.

Además, los morados registraron en la Cámara baja una nueva comisión para investigar "el uso de tarjetas de crédito opacas por parte del rey emérito, con posterioridad a su abdicación, con cargo a fondos procedentes del extranjero”. De esta forma, pretenden esquivar el veto de los letrados a iniciativas anteriores que pedían indagar en hechos relacionados con el mandato de Juan Carlos I, cuando era inviolable.

Aun así, ponen en duda que el PSOE apoye tal planteamiento. Sobre todo, tras las palabras de Sánchez este viernes en Bruselas donde ha asegurado que no es momento de abrir la discusión entre monarquía o república y que Felipe VI está trasladando "una imagen de transparencia, de ejemplaridad, de actualizar la Corona a las exigencias de una sociedad democrática, avanzada, en pleno siglo XXI".

A la ofensiva parlamentaria, los morados sumaron un vídeo difundido en redes sociales con imágenes del rey emérito junto a Franco y a varios dirigentes de países árabes, acompañado con la música de la famosa serie ‘Narcos’, que trata la vida de Pablo Escobar.

Noticias relacionadas