INVESTIGACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL

Los manuales para matar del camarero yihadista de Barcelona

Mohamed Amrani, ahora en la cárcel, recibió un documento de Daesh con instrucciones para inyectar venenos en los alimentos de los supermercados

Fue camarero en un local del paseo marítimo de Barcelona hasta que la crisis del covid-19 lo dejó sin trabajo.

Fue camarero en un local del paseo marítimo de Barcelona hasta que la crisis del covid-19 lo dejó sin trabajo. / EL PERIÓDICO

Se lee en minutos

Había jurado fidelidad a Daesh desde su ciudad, Barcelona, y le habían ordenado cometer atentados. Mohamed Yassim Amrani, el camarero detenido por la Guardia Civil el 8 de mayo en un piso de Ciutat Vella y encarcelado desde entonces, había recibido a través de Telegram dos manuales asesinos de Daesh, a los que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

El primero, titulado "Guerra de Venenos. Cómo convertirte en envenenador", tiene 15 folios y es un tutorial para ejecutar atentados con toda clase de productos tóxicos. Desde la primera línea, los terroristas de Daesh le alientan: "Tu mano mata. De la forma más sencilla". En el texto le explican cómo conseguir cianuro en una tienda, le recomiendan probar su capacidad asesina inyectándoselo a un conejo y le explican que ya puede, tras colocarse "algodón y guantes", cometer un atentado. El manual que tenía el yihadista de Barcelona propone colocar ese veneno en la puerta de un coche o inyectarlo en el conducto del aire acondicionado.

El documento de Daesh plantea otra variante de ataques con venenos en ciudades occidentales. "Solo tienes que ir al supermercado donde compran", afirma. Y le anima a buscar un carrito en el que los ciudadanos lleven su comida para "rociar sobre frutas o verduras" el veneno. Otra opción que le sugieren es directamente inyectarlo sobre los alimentos.

I+D+I del terror

"Los terroristas de Daesh generan sus propios textos y los distribuyen. Tienen, digamos, su departamento de I+D+I. Este manual de venenos es bastante novedoso", explican fuentes de la lucha antiterrorista, acostumbradas a ver tutoriales yihadistas en los que se indica a los 'lobos solitarios' cómo atropellar personas, atacarlas con cuchillos o provocar incendios. "Lo que se busca es crear conciencia del caos, generar pánico, terror. Imaginemos el efecto que podría tener en estas etapas de confinamiento, epidemia y miedo, un ataque a productos alimenticios en supermercados", añaden las mismas fuentes.

El manual de venenos de Daesh que la Guardia Civil requisó a Mohamed Yassim Amrani incluía otros métodos para atacar con venenos, ya fueran plantas venenosas o dos pesticidas muy fácilmente adquiribles en el mercado. En este último caso, el documento explica cómo moler esos pesticidas para luego inyectarlos en conductos de aire acondicionado de coches, oficinas o domicilios particulares. "En un 50 por ciento (la víctima) morirá", escriben.

El yihadista se grababa con su teléfono móvil recorriendo la ciudad y el metro durante el estado de alarma, como en esta imagen / EL PERIÓDICO

Evitar otro Alcanar

El segundo manual que guardaba el yihadista se titula "Curso de principiantes para la juventud muyahidín". También lo recibió de dirigentes de Daesh a través de Telegram. Son 26 folios en los que se explica con detalle cómo fabricar diferentes tipos de explosivos en casa, desde un cóctel molotov hasta bombas de magnesio. Fuentes antiterroristas explican a EL PERIÓDICO que ese manual está muy bien estructurado. "Habíamos visto otros de fabricación de explosivos caseros, pero este incorpora muchas precisiones y medidas de seguridad para que no ocurra lo que les pasó a los terroristas de Barcelona", que murieron mientras fabricaban TATP en el chale de Alcanar (Tarragona) en 2017.

El problema principal de fabricar explosivos en casa es la seguridad. El manual recuperado por la Guardia Civil es una especie de guía con explicaciones concretas. "La organización Daesh está viendo lo que ocurre, que el explosivo a veces les revienta en las manos a sus seguidores, y quiere evitar accidentes. Con un manual como este, la célula terrorista de Alcanar ni cualquier otra necesitan ya la presencia de un experto en explosivos que venga a enseñarlos", añaden las fuentes consultadas.

Guardaba otro tutorial para fabricar explosivos con muchas indicaciones de seguridad para no cometer los errores de los terroristas de Alcanar

Mohamed Yassin Amrani, un ciudadano marroquí de 35 años que está en la cárcel por presuntos delitos de autoadoctrinamiento y enaltecimiento terrorista, llegó a Catalunya hace 13 años de forma irregular, pero desde 2018 tenía todo en regla. Durante su estancia en Barcelona, pasó por etapas muy complicadas, casi de indigencia, y llegó a dormir en la playa de la Barceloneta.

Te puede interesar

Finalmente, consiguió un empleo como camarero en un local del paseo marítimo, pero fue despedido en marzo, con la primera ola de la epidemia del coronavirus. En el confinamiento total y obligatorio, Amrani salía a dar paseos por Barcelona, durante los que se grababa en vídeo con proclamas islámicas. Ya estaba siendo vigilado por la Guardia Civil, que le seguía los pasos desde hacía tres años y lo detuvo en la habitación que tenía alquilada a una antigua compañera de trabajo.

En los mensajes que recibía de dirigentes de Daesh le animaban a cometer atentados de todo tipo en la capital catalana, entre otros, hacerse con un dron, cargarlo con explosivos y hacerlo estallar en el Camp Nou durante un partido Barcelona-Real Madrid. Otras posibilidades era atacar a los clientes de un supermercado con un cuchillo o a un policía.