CAMINO A LAS URNAS

JxCat coquetea con un aplazamiento del 14-F por la pandemia

Budó reitera su duda sobre si "se van a poder celebrar las elecciones" en febrero

ERC replica que los informes internos dan garantía absoluta de celebración de los comicios

Budó sugiere que las elecciones del 14-F podrían retrasarse. / FERRAN NADEU / AUDIO / ACN / MARTA SIERRA

Se lee en minutos

Xabi Barrena / Júlia Regué

En toda la fase previa a la inhabilitación de Quim Torra, cuando la pugna entre JxCat y ERC se centraba en el adelanto o no de las elecciones prometidas por el 'president' el 29 de enero y abortadas por la pandemia, muchos eran los posconvergentes que en sus conversaciones deslizaban un "si se pueden celebrar…" cuando se les exponía la opción de unos comicios en enero o febrero del 2021. La insinuación salió del armario el 27 de octubre, de la mano de la portavoz del Govern, Meritxell Budó, quien ya expresó sus dudas al afirmar que "veremos cómo evoluciona la pandemia y si es posible" que los comicios se celebren por San Valentín. Y si ello no fuera posible, añadió, "habrá que gobernar todos juntos".

Este viernes, 24 horas después de abrir la mano en las restricciones y mientras los bares se aprestan a abrir las puertas el lunes, la propia Budó percutió en el mismo flanco. En una entrevista a Ràdio 4, la portavoz aseguró que el Govern trabaja en un dispositivo para que todos los ciudadanos puedan ejercer su derecho a voto: "Tenemos que encontrar el equilibrio para encontrar los protocolos que garanticen el voto a todo el mundo y preservar la salud". Pero añadió: "Si no lo conseguimos, no sé si se podrán celebrar las elecciones el 14 de febrero".

"Si no se puede garantizar el derecho de voto de todos, no sé si se podrán celebrar estas elecciones"

Meritxell Budó

'Consellera' de Presidència

Fuentes del Govern quisieron salir al corte de la portavoz de inmediato y señalaron que los informes con los que trabaja el Govern "garantizan completamente la celebración de los comicios y su normal discurrir. Quizá la 'consellera' de Presidència no ha tenido tiempo de leérselos", abundaron estas fuentes.

Lo cierto es que la batalla por la fecha electoral viene de lejos, y no solo entre posconvergentes y republicanos. Fue motivo también de reyerta entre Torra y Puigdemont. Y es que el residente en Waterloo exigió a su "vicario" (así se definió el último 'president' con respecto a su antecesor) que alargara en lo posible la legislatura para dar tiempo a moldear el nuevo partido que había concebido, ya sin el PDECat. La clave es y era el tiempo.

Con toda esta secuencia de hechos en la cabeza, fuentes de ERC señalaron que los puigdemontistas "están buscando excusas por motivos partidistas. Es conocido que Junts precisa tiempo para acabar de formarse e ir a unas elecciones", apunta una voz que añadió que "Budó ha ido por libre y no es de recibo que quiera cambiar las decisiones del Govern por motivaciones meramente de interés de partido".

El aplazamiento de las elecciones no se prevé en la Conselleria d'Exteriors, la encargada de diseñar el dispositivo electoral. "Tenemos un protocolo que cumple con todas las garantías para votar con seguridad", apuntan, y recuerdan que el principal objetivo es que los ciudadanos puedan votar por correo para sortear que un posible contagio les impida ejercer su derecho a voto. "Es contraproducente anunciar una desescalada y después decir que quizá no se celebran las elecciones", remachan desde el Govern.

"Con los datos de ahora, se podrían hacer las elecciones, pero el virus el peor cuando hace mucho frío"

Miquel Sàmper

'Conseller' de Interior

La logística planteada por Exteriors, con un presupuesto total de 32 millones de euros cuya transferencia de fondos ya ha sido aprobada en el Consell Executiu, prioriza que los catalanes voten en pabellones u otros espacios similares, que lleven el voto desde casa en caso de querer ejercerlo presencialmente, y que se separen en al menos dos colas al aire libre: una para los colectivos de riesgo y otra para el resto de electores.

Te puede interesar

También promoverá el voto por correo exprés, con un cartero como custodia del sufragio, y una campaña electoral con apenas presencialidad. La voluntad de la Generalitat es formar cuanto antes la mesa de partidos para que las decisiones sean consensuadas con todas las formaciones políticas que concurren a las elecciones.

Más ambiguo fue el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper (JxCat), que en TV-3 aseveró que, con los datos actuales, él creía "que sería posible, pero para el 14 de febrero faltan dos meses y medio de invierno, y el virus es peor cuando hace mucho frío", matizó.