29 oct 2020

Ir a contenido

retrasado por covid-19

Exteriores reactiva el proceso de asignación de puestos diplomáticos tras la presión de los funcionarios

Sus representantes pidieron a la ministra que pusiera en marcha el procedimiento para poder organizar los traslados de sus familias

Se trata de 118 cargos que no son de embajadores, sino de cónsules y otras plazas cuya asignación se rige por criterios de categoría y escalafón

Europa Press

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores.

Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores. / DAVID CASTRO

La Junta de la Carrera Diplomática se reunirá el próximo jueves para reactivar el proceso de asignación de puestos diplomáticos en el exterior de los diplomáticos, tras un retraso debido a la pandemia de covid-19, han informado fuentes diplomáticas.

Se trata de 118 puestos cuya convocatoria publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 23 de febrero y que no son puestos de embajadores, sino de cónsules y otros puestos cuya asignación se rige por criterios de categoría y escalafón en la carrera, aunque la ministra siempre tiene la última palabra. Se han presentado 266 diplomáticos.

En esta convocatoria hay cuatro puestos de los llamados 'de asterisco', en los que la ministra ni siquiera necesita el parecer de la Junta, y es necesario despejarlos antes que la Junta comience con el proceso de asignación de los demás puestos.

En esta ocasión, se trata del puesto de Cónsul General en Cuba y las segundas jefaturas de las Embajadas españolas en Estados Unidos, Venezuela y Cuba. Otros puestos pendientes de asignación --en este caso con participación de la Junta-- son los Consulados en Nador y Tánger (Marruecos), Miami, Moscú o Lima. También segundas jefaturas en Brasil, Israel, Uruguay, India, Canadá o Sudáfrica.

El proceso, conocido como 'el bombo', se repite todos los años y debía estar resuelto el pasado 20 de abril, con el fin de que los diplomáticos puedan estar en sus nuevos puestos en agosto, pero se retrasó por la pandemia de covid-19.

Una semana después de cumplirse ese plazo, varias asociaciones y sindicatos escribieron a la ministra, Arancha González Laya, para pedirle que resolviera la convocatoria, aun reconociendo que las restricciones de movimiento por la pandemia probablemente retrasarán su incorporación presencial a sus nuevos puestos.

La ministra recibió una carta conjunta de la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) y de la Asociación de Mujeres Diplomáticas Españolas (AMDE), así como de la Federación española de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (FEDECA), de UGT y de la Asociación de Asociación de Familias de Diplomáticos y Funcionarios del Servicio Exterior.

A todas ellas se sumó una misiva de los representantes de cada categoría en la carrera diplomática y este lunes Ciudadanos ha pedido explicaciones por escrito en el Congreso. La ministra se ha reunido este jueves con el presidente de ADE, Francisco Javier García-Larrache.

Certeza sobre los puestos que ocuparán

En sus cartas, alegaban que en una situación de incertidumbre como la actual es aún más importante que el colectivo pueda tener certeza del puesto que ocuparán en los próximos años, para poder empezar a organizar traslados y búsqueda de viviendas o colegios, que tienen sus propios plazos. También para que los cónyuges puedan organizar sus traslados, hacer trámites y buscar empleos.

Los representantes de la carrera consultaron incluso a la Abogacía del Estado para asegurarse de que la Junta puede reunirse de manera no presencial --como así será-- para poner en marcha el proceso.

En sus cartas, tanto las asociaciones como UGT recuerdan que, incluso en estado de alarma se han resuelto los destinos de otros colectivos en una situación similar, como es el caso de los técnicos comerciales del Estado o de funcionarios no diplomáticos del Servicio Exterior, concretamente de los cancilleres, que son los máximos responsables administrativos de las Embajadas. También continúa con normalidad la rotación de personal en las delegaciones de la UE, con incorporación prevista en septiembre.

El Ministerio de Asuntos Exteriores también inició el pasado febrero el procedimiento para relevar a 19 embajadores cuyo mandato finaliza en los próximos meses y entre los que se encuentran destinos como Argentina, Australia, Ecuador Guinea Ecuatorial, Suecia o Noruega. El nombramiento de embajadores es competencia del Consejo de Ministros y el Ejecutivo no pudo nombrar a ninguno durante todo el periodo que estuvo en funciones.