05 jun 2020

Ir a contenido

PIDE EL CONFINAMIENTO TOTAL

Torra anima a los alcaldes a blindar sus pueblos ante la llegada de foráneos

El 'president' achaca a Sánchez que las carreteras se llenen de personas el fin de semana para desplazarse fuera de sus ciudades camino de sus segundas residencias

Europa Press

Un control de los Mossos d’Esquadra en la plaza de Cerdà de Barcelona.

Un control de los Mossos d’Esquadra en la plaza de Cerdà de Barcelona. / ANDREU DALMAU / EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido este jueves que el confinamiento total se alargue hasta finales de abril, y que así lo han solicitado en el Gobierno de Pedro Sánchez, después de advertir del riesgo de un rebrote del coronavirus.

"Esta situación, avalada por expertos, nos aconsejan que estos 15 días sigamos con un confinamiento total. Salir de este estado es una temeridad. No nos podemos equivocar. Un segundo rebrote lo pagaríamos muy caro", ha alertado en una entrevista en Rac1.

Por ello, no comparte que el presidente Sánchez afirme que el coronavirus empieza a estar bajo control, un mensaje que cree que puede llevar en un estado de relajación que llena las carreteras de personas para pasar el fin de semana en sus segundas residencias.

En caso de que haya personas que intenten viajar hasta su segunda residencia, Torra ha animado a los alcaldes de los municipios que puedan verse afectados a "blindar los accesos" a sus poblaciones para evitarlo, como asegura que ya han hecho algunos.

Test masivos a la población

Después de reclamar sentido común y planificación, ha asegurado que es difícil plantearse un inicio de desconfinamiento sin una política de test masivos a la población: "Y no tenemos estos test, no han llegado. Solo han llegado 180.000 test de Madrid, nosotros compramos 44.000 -a pesar de haber encargado 200.000- y la Diputación 150.000".

Después de llamar a no bajar la guardia al asegurar que la situación es "crítica", ha concretado que el 87% de las camas de las ucis de los hospitales catalanes están ocupadas, y aunque no se ha llegado al colapso, hay un margen muy estrecho del 10%, ha precisado.

Sobre cuándo se podrán hacer test a toda la población, Torra ha lamentado la "epopeya" de la Generalitat a la hora de salir al mercado exterior para comprar material sanitario, y como ejemplo ha explicado que se pasó un día buscando batas.

"La centralización de la compra de materiales, pero a la vez un mensaje de espabílate, ha motivado que España, Catalunya y las autonomías hayan tenido que salir al mundo a ver cómo llegan mascarillas, batas y respiradores. Ha sido un auténtico desbarajuste", ha criticado Torra, que quiere que guantes y mascarillas sean obligatorios para todos los ciudadanos.
 

14 millones de mascarillas

También ha anunciado que las farmacias, desde el 14 de abril hasta el 11 de mayo, dispongan de 14 millones de mascarillas para la población que se distribuirán "de forma ordenada en base al carné de salud".

Sobre el alto porcentaje de muertes en residencias de ancianos, el presidente ha explicado que ya alertó de la gravedad de la situación, que se necesitaba un plan de choque y que no se estaba informando bien, y por eso, después de hablar con el 'vicepresident' Pere Aragonès, le pidió que la Consellería de Salut asumiera la gestión de las residencias y el 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani, se centrara en la crisis social.

Al preguntarle si pensó en destituir a Homrani, ha opinado que todo el mundo hace lo que puede y que mientras son 'consellers' del Govern tienen su "apoyo", evitando pronunciarse sobre este tema.

Desconfinamiento gradual

Para Torra, el desconfinamiento tendrá que realizarse de forma gradual, territorialmente y por colectivos, y los grandes acontecimientos multitudinarios "seguramente no se podrán celebrar hasta mucho más adelante", como partidos de fútbol y conciertos.

Sobre si habrá que bajarse una aplicación en el móvil, el presidente admite que le preocupa, pero que tendrá que haber un sistema que permita conocer la salud de los ciudadanos protegiendo "al máximo" los derechos y libertades.

En relación a si los niños podrán volver a la escuela, cree que podrían abrirse la última semana de curso, pero ve "un verano lo más feliz posible, en que no haya deberes y puedan estar juntos quienes han estado tan separados".

También ha admitido que los Presupuestos del 2020, pendientes de aprobación en el Parlamento, no sirven, pero permiten disponer de 3.000 millones más y de más autonomía en la hora de tomar decisiones, y ha extendido la mano a la oposición para trabajar de forma conjunta para priorizar el gasto sociosanitario, la recuperación económica y la atención a los más vulnerables.

"Estoy 24 horas al día pensando como podemos salvar una vida. Aquí está la legislatura", ha añadido al ser preguntado sobre si convocará elecciones, una cuestión que no le preocupa nada ahora mismo, ha apuntado.