01 abr 2020

Ir a contenido

sin limitaciones "impuestas"

Mas propone que el Consell per la República pilote el proceso soberanista y la Generalitat gobierne

"Ha llegado el momento de darnos cuenta de que la Generalitat, como administración pública que es controlada por el Estado, difícilmente puede pilotar el proceso", esgrime el expresident

El Periódico / Agencias

El expresidente de la Generalitar, Artur Mas.

El expresidente de la Generalitar, Artur Mas. / DAVID ZORRAKINO (Europa Press)

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha propuesto este lunes que entidades, partidos y el Consell per la República, con el expresidente Carles Puigdemont al frente, piloten el proceso soberanista y no la Generalitat, que considera debe dedicarse a "gobernar el día a día".

"Ha llegado el momento de darnos cuenta de que la Generalitat, como administración pública que es controlada por el Estado, difícilmente puede pilotar el proceso, que está lleno de riesgos legales", ha advertido en una entrevista en 'Catalunya Ràdio'. Para Mas, los partidos, las entidades y el Consell per la República deben hacerse responsables de la continuación del proceso soberanista porque, a su juicio, tienen las manos libres y no tienen limitaciones impuestas por el Estado: "Cada uno debe aceptar su rol".

Tras alertar de los riesgos que puede conllevar la falta de unidad soberanista, ha planteado una posible solución: pactar dos legislaturas -8 años- a partir de ahora en que los dos grandes partidos -JxCat y ERC-, si tienen mayoría en el Parlament, se alternen la dirección del Govern. A la espera de que el miércoles se haga la primera reunión de la mesa de diálogo entre gobiernos, Mas también ha puesto sobre la mesa un referéndum en que los catalanes puedan votar una doble opción: la independencia o la propuesta que haga el Estado.

Un referéndum con implementación inmediata

"Un referéndum, dos opciones, y según qué opción gane, una tienen una implementación inmediata, la mejora del autogobierno del Estado, y la otra, si ganara la independencia, requeriría una modificación de los marcos legales", ha explicado.

Sobre la decisión de la excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, de dejar el escaño en el Parlament, cree que tomó una buena decisión porque "para tener libertad propia necesitaba renunciar al cargo institucional". "Cuando una persona está tan incómoda con determinados planteamientos, si quieres libertad de movimientos, como ella aspira, no puedes estar en una estructura como estaba ella", ha señalado.

También ha explicado que lucha para que Pascal no se presente en una lista alternativa a la de JxCat: "Los que siempre hemos pedido unidad, no la pondremos en cuestión dentro del propio espacio. CiU era un proyecto aglutinador y JxCat lo debe ser".

Pese a recalcar que no se arrepiente de haber nombrado a Carles Puigdemont como su sucesor, ha revelado que intentó que lo fuera la entonces consellera Neus Munté, pero "tuvo el coraje de decir que no". Además, ha explicado que se entendió "muy bien durante un año y medio" con el exvicepresidente y líder de ERC, Oriol Junqueras, pero añade que algo pasó porque la relación quedó alterada y ya no fue lo mismo.