Ir a contenido

Tensión en la reunión de Cs que ha elegido a la gestora

Los audios de las intervenciones de Igea y Prendes muestran las quejas por falta de autocrítica

Villegas y Hervías siguen en la dirección provisional, en la que entra el crítico Garicano

Pilar Santos Juan José Fernández

Consejo General de Ciudadanos celebrado este sábado en Madrid.

Consejo General de Ciudadanos celebrado este sábado en Madrid. / EUROPA PRESS

Ciudadanos entronizará al sucesor de Albert Rivera el 15 de marzo. Los miembros del consejo general, el máximo órgano entre congresos, decidieron este sábado quiénes serán los 15 miembros de la gestora que llevará las riendas de la formación hasta esa fecha. La debacle del 10-N, cuando los naranjas bajaron de 57 a 10 escaños en las elecciones generales, ha provocado la peor crisis jamás vivida en un partido que nació en 2006 en Catalunya y consiguió expandirse por toda España en los comicios de 2015. La falta de autocrítica, sin embargo, tras los errores cometidos amenaza con aumentar el malestar interno que ya empezó con el veto a Pedro Sánchez en abril. La reunión fue árida y hubo reproches lamentos, sobre todo de Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León, e Ignacio Prendes, exvicepresidente de la Mesa del Congreso en la pasada legislatura y ahora sin escaño. 

La dirección provisional de Ciudadanos, propuesta por Manuel García Bofill, presidente del consejo general, es continuista, con pesos pesados como José Manuel Villegas, Fran Hervías y Carlos Cuadrado, como secretario general, responsable de organización y de finanzas, respectivamente. Las tareas que han desarrollado estos últimos años en el partido.

Bofill, que por estatutos también preside la gestora, explicó que ha querido contar con esos dirigentes para facilitar el "traspaso de poderes". Su propuesta, que obtuvo el 91,4% de apoyos de los miembros del consejo, incluyó a Melisa Rodríguez como portavoz. En la reunión a puerta cerrada, algunos altos cargos mostraron su malestar por que la votación se hiciera antes que el debate. Según varias grabaciones a las que ha tenido acceso este diario, Igea y Prendes tomaron la palabra para quejarse de la falta de autocrítica tras el batacazo.

«Este país pedía que no hubiera ni rojos ni azules (...) y les hemos defraudado (...) y después de las elecciones no hemos un análisis», lamentó Igea.

Francisco Igea, líder de Ciudadanos en Castilla y León: Me produce bochorno. Hemos defraudado a este país

Prendes subrayó el «malísimo mensaje» que se manda a  los españoles y los afiliados por la composición de la gestora y por no dar «explicaciones», como «si no hubiera sucedido nada» el 10-N.

Ignacio Prendes, diputado por Cs Asturias: Damos un malísimo mensaje a la sociedad española.

Carlos Carrizosa, diputado del Parlament, en cambio, se mostró seguro de que "el nuevo equipo" sabrá "recoger todas las sensibilidades" y "escuchar" a los afiliados. "No vamos a abrirnos en canal frente a los medios que están deseando cogernos de las vísceras... (aplausos)", afirmó alertando sobre las consecuencias del debate. 

Carlos Carrizosa, diputado en el Parlament. No vamos a abrirnos en canal ante los medios.

Tras esa tensa reunión, ante la prensa, Rodríguez, que no revalidó su escaño en Canarias, aseguró que la gestora desea "hacer una transición ordenada". No aclaró si le gustaría seguir en un Ciudadanos con, probablemente, Inés Arrimadas de presidenta. La cabeza de lista por Barcelona ha dicho que dará la batalla por dirigir el partido.

Por ahora no se sabe el día en el que los afiliados votarán a los candidatos que se presenten, como Arrimadas, a las primarias. Bofill solo apuntó que será en torno al 1 de marzo. Esa jornada, los aspirantes se someterán a las urnas habiendo propuesto ya los miembros que quieran incluir en su ejecutiva. Dos semanas después, el 15, los compromisarios designarán oficialmente a la nueva dirección y debatirán el ideario. 

El voto en la investidura

Llama la atención que en la gestora haya entrado de encargado de internacional el crítico Luis Garicano, eurodiputado. Nadie tiene la responsabilidad de economía, por lo que se concluye que él se encargará del tema. El diputado Marcos de Quinto, que podría haber asumido ese área, ha quedado fuera de la gestora al igual que otro fichaje estrella como Edmundo Bal. 

El resto de los miembros son: Joan Mesquida (portavoz adjunto), José María Espejo-Saavedra (institucional), Marina Bravo (programas), Guillermo Díaz (comunicación), Beatriz Pino (adjunta de comunicación), Begoña Villacís (política local), Ignacio Aguado (política autonómica), Marta Rivera (relaciones institucionales), Miguel Gutiérrez (formación) y Andrés Betancor (secretario jurídico).

Ciudadanos justifica el continuismo para asegurar una transición. / EUROPA PRESS

Arrimadas, con el Rey

Esta gestora será la encargada de decidir qué votar en la previsible investidura de Pedro Sánchez. Hasta ahora tanto Villegas como Arrimadas han expresado su negativa a facilitar que siga en la Moncloa. El líder socialista está explorando su plan A, con la abstención de ERC, pero si no tiene éxito, podría buscar el voto afirmativo de los 10 diputados de Ciudadanos y la abstención de los 89 del PP y los dos de Navarra Suma. 

Según Bofill, la decisión sobre esa votación la gestora la acoradará con Arrimadas, actual portavoz parlamentaria. También será ella la que "de manera natural", apuntó, vaya a la ronda de Felipe VI con los grupos para hablar de la investidura.