09 abr 2020

Ir a contenido

Campaña naranja

Ciudadanos fía a Rivera evitar el fiasco

Conscientes de la desmovilización de parte de su electorado, confían en el efecto Rivera para remontar

Ciudadanos concentrará sus principales citas para actos electorales en Catalunya, Madrid y Andalucía

Juan José Fernández

Albert Rivera, durante una intervención en el Casino de Madrid el pasado 30 de octubre.

Albert Rivera, durante una intervención en el Casino de Madrid el pasado 30 de octubre. / JAVIER LIZÓN (EFE)

De aquí al 10N, Ciudadanos centrará sus energías en removilizar a su electorado. En el partido de Albert Rivera son conscientes de los augurios demoscópicos, aunque los matizan, y de la existencia de una bolsa de indecisos llenada por su público, pero confían en el tirón que sobre ese público tiene la figura de Rivera. A él fían la tarea de rebajar la factura que, según las encuestas, ha contraído para su partido el propio líder con su actitud reacia al pacto la pasada legislatura.

La elección de Cádiz, cuna de la liberal Constitución de 1812, para arrancar la campaña no parece casual en el caso de Ciudadanos, formación que periódicamente insiste en su identidad liberal, más desde que en su estudios cualitativos de las encuestas haya detectado que se les percibe escorados en exceso a la derecha. De la misma no casual manera, no sería otro el lugar de cierre de campaña el día 8: Barcelona, la ciudad que vio crecer al partido.

En los ocho días que separan una cita de la otra, Ciudadanos dejará el eslogan "Vamos" de la pasada campaña por el "Sí se puede", que acompañará al lema principal "España en marcha".

Estas expresiones serán colorario de un mensaje central  –Pedro Sánchez es el problema, y Pablo Casado no es la solución–, y un compromiso: si no ganan a Sánchez, no gobernarán con él… pero no eludirán la responsabilidad de evitar unos terceros comicios.

Feudos

El recorrido previsto de los dos máximos dirigentes del partido, Albert Rivera e Inés Arrimadas, reserva las principales citas para sus tres mayores reservas de voto: Andalucía, Madrid y Catalunya.

El sábado y el domingo próximos, Tarragona y L’Hospitalet serán las otras dos ciudades catalanas visitadas por Rivera y Arrimadas, respectivamente.

Tras la pegada de carteles en Cádiz, Rivera protagonizará una charla económica en Málaga, el día 1, y un mitin en Sevilla el día 6. Será el que inicie el sprint final de campaña: acto en Madrid al día siguiente y, después, el cierre barcelonés.

A soprender

En el ecuador de campaña, el martes 5 en Valencia, Rivera tendrá oportunidad de afinar los mensajes que logre colocar en el debate televisado del lunes 4.

Confirmando la tendencia de otros partidos, Cs no buscará grandes mítines, sino encuentros más reducidos, en los que, a falta de masa, se cultive la proximidad".

Para mensajes masivos, el partido naranja prefiere sorprender con el recurso a vídeos especiales, algunos con contenido tan polémico que consigan ocupar un lugar de relieve en la agenda de actualidad.