LOS ALCALDES DEL 26-M

Jordi Ballart: "Terrassa es plural y está dividida, como Catalunya"

El alcalde de Terrassa asegura que en su partido no hay "disciplina de voto, sino libertad de conciencia"

"No soy independentista pero sí defiendo la democracia", afirma el exregidor socialista

Jordi Ballart, alcalde de Terrassa

Jordi Ballart, alcalde de Terrassa / ALBERT BERTRAN

5
Se lee en minutos
Maria Fàbregas

Tiene una cita pendiente con el 'president', Quim Torra, para septiembre porque agarró al vuelo la propuesta que le lanzó en la Cambra de Comerç de Terrassa para una reunión bilateral como alcalde de la tercera ciudad de Catalunya. Y una larga lista de reclamaciones que Jordi Ballart (Terrassa, 1980) considera agravios comparativos.

¿Qué espera de este encuentro?

La creación de una comisión bilateral para tratar temas como el cubrimiento de la Riera de Palau y la naturalización de la riera de Les Arenes; la equiparación de las tarifas del transporte público con ciudades como Sabadell o Sant Cugat –no entendemos por qué estamos en zona 3 del área metropolitana–, porque existen resoluciones aprobadas en el Parlament para revertir esta situación y nunca se ha llevado a la práctica; y aunque también estén implicadas otras administraciones, abordaremos la finalización de la B-40 o la necesidad de un enlace ferroviario con el Vallès Oriental, con su capital, Granollers.

Con su actual pacto de gobierno con ERC, y tras su dimisión como alcalde y el cese de la militancia en el PSC en el 2017, hace que muchos interpreten que Terrassa es una ciudad independentista.

Los resultados electorales en Terrassa son siempre un fiel reflejo de los autonómicos. Se demuestra que es una ciudad plural y dividida, como el país. Con más partidarios de la independencia en el centro de la localidad y más diversidad en los barrios. Por lo que a mí respecta, no soy independentista pero sí defiendo la democracia y creo que para resolver el conflicto político se tendrá que hacer un referéndum legal y acordado. Y evidentemente, estoy en contra de que haya personas en prisión por sus ideas y que exista la represión que vimos durante el 1-O. A eso le llaman ser equidistante, pero se trata de ser demócrata en un estado federal. Salí del PSC por su apoyo a la aplicación del 155, que fue la gota de una desconexión que ya venía de antes por otras cuestiones.

¿En Tot per Terrassa (TxT), una candidatura ciudadana, podrá gestionar esa diversidad?

Tot x Terrassa es un proyecto 100% municipalista, de gente que estamos a favor de la democracia y contra la represión, y dentro de esto hay diversas visiones sobre la relación territorial. Hay gente independentista, unionista, federalista… No nos une ni la independencia de Catalunya, ni la unidad de España, sino unos valores muy concretos: el 'terrassanquisme' y el municipalismo. Sobre las cuestiones nacionalistas que se aborden en el pleno municipal, daremos libertad de voto a los concejales porque no defendemos la disciplina de partido, sino la libertad de conciencia.

¿Influye el hecho de que el 'exconseller' Lluís Puig haya sido elegido concejal por JxCat y que Meritxell Lluís, esposa del 'exconseller' Josep Rull, también lo sea?

En el último pleno expresamos por mayoría la solidaridad con los presos y sus familias y exigimos la libertad inmediata, pero JxCat nos reclamaba que colgáramos una pancarta por los presos (mientras que por esas fechas estaba entregando la Diputación de Barcelona al 155). No lo aceptamos porque el Gobierno municipal no patrimonializará ni la fachada ni el balcón del ayuntamiento por una posición ideológica concreta. Optamos mejor por buscar un espacio neutral en la ciudad.

¿El acuerdo con ERC para su alcaldía se ha traducido en un pacto de gobierno?

Somos dos partidos en un único gobierno sin cuotas para el reparto de responsabilidades. ERC tiene dos concejalías: una de nueva creación, Cicles de Vida, y la de Promoció Econòmica. Y en todas las áreas hay responsabilidades cruzadas, con regidores de TxT y de ERC.

En la oposición tendrá a su anterior partido, el PSC.

Sí, el partido en el que siempre hice política estará en la oposición. El PSC ha abandonado los valores fundaciones y quiere abandonar la 's' de socialista, pero sigue siendo un partido relevante en la ciudad y dialogaremos con ellos. En cualquier caso, sin mirar por el retrovisor, porque no guardo ningún rencor a los ediles del PSC.

¿Qué retos se han planteado?

Nuestra prioridad: Terrassa tiene que ser una sola ciudad cohesionada. Hay desequilibrios entre barrios que no progresan por igual y algunas barreras físicas, como las rieras que dividen la ciudad, la de Les Arenes y la del Palau. Abordaremos en este mandato el cubrimiento de la riera del Palau y para Les Arenes, un proyecto para una naturalización similar a lo que han hecho algunos municipios del Besòs.

¿Estos proyectos dependen de otras administraciones?

Cualquier intervención sobre las rieras depende de su titular la Agència Catalana de l'Aigua (ACA), pero si el ayuntamiento no elabora los proyectos y los presenta, la ACA no vendrá a resolvernos el problema. Desde hace unos años ya se desentendió del mantenimiento y la limpieza de las rieras y no lo ha realizado hasta que se cerró un acuerdo para asumir la financiación del coste al 50% con los ayuntamientos. Por eso queremos que validen nuestros proyectos y nos ayuden a buscar recursos de otras administraciones estatales o europeas.

Por el peso que tienen las dos comarcas del Vallès, ¿es partidario de crear una figura supraadministrativa?

Es necesario revisar toda la estructura administrativa de Catalunya y poner orden institucional porque hay muchas cosas que se solapan (las diputaciones, los consejos comarcales, que han de compaginarse con el área metropolitana que agrupa importantes ciudades, las futuras 'vegueries'. Las comarcas del Vallès, que representamos el 17% del PIB catalán, queremos dejar de ser la trastienda de Barcelona y que las decisiones se tomen en la capital y se enquisten modelos como las infraestructuras radiales. Por ello, nos sumamos a las reivindicaciones de la plataforma cívico-social y económica Fem Vallès para ver cómo articular este nuevo organismo que puede ser un órgano o un espacio más flexible y más abierto.

Noticias relacionadas

¿Llevará TxT a las posibles elecciones autonómicas?

No, en ningún caso. No tenemos vocación de hacer política nacional, ni de abrir franquicias en otros municipios. Desde nuestra posición local podemos hablar con todos los partidos e instituciones, de tú a tú, y ser contundentes a la hora de defender la ciudad y sus reivindicaciones.

"Las nuevas generaciones han superado la rivalidad con Sabadell"

<strong><span style="font-size: 1.6rem;">¿Identifique los pros y contras (¿?) entre Terrassa y Sabadell?</span></strong>