Ir a contenido

terrorismo

Zapatero rechaza pactar con Bildu y pide que reconozcan el dolor causado

El expresidente ha calificado de "ignominiosa" y "vergonzosa" la querella de Vox

Ante las actas de ETA, ha defendido la actuación de las Fuerzas de Seguridad

El Periódico / Agencias

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. / J. L. Cereijido (EFE)

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha rechazado este lunes alcanzar pactos con EH Bildu, aunque sí se ha abierto a dialogar con este partido al que reclama que haga un recorrido "profundo" para admitir el dolor causado por el terrorismo de ETA.

Igualmente, ante las actas de la banda terrorista sobre el diálogo que mantuvo su Gobierno, en el que aparecen supuestas cesiones del Ejecutivo, ha defendido "los actos" y la actuación de las Fuerzas de Seguridad.

En una entrevista en Onda Cero, el exdirigente socialista ha señalado que respeta que Bildu esté en las instituciones, y ha reconocido que recaban un número importante de votos en Euskadi, pero considera que no se debe pactar con los abertzales.

"Soy partidario de hablar con Bildu, el diálogo siempre es conveniente, pero eso no tiene que llevar a asumir sus posiciones. Mi opinión es que no se debe (pactar)", ha reflexionado sobre la posibilidad de alcanzar acuerdos con la fuerza vasca.

EH Bildu

A juicio de Zapatero, Bildu tiene un "recorrido importante de reconocimiento y de compasión con las victimas". "De cercanía, de contrición, de perdón. Les queda un recorrido", ha indicado, al tiempo que ha apuntado que "suele suceder así" en situaciones así, donde estos cambios no se producen de un día para otro.

"Les reclamo que lo hagan, cuanto antes mejor y con más determinación y sinceridad. El dolor causado fue tan injusto como inmenso", ha aseverado el expresidente.

Con respecto a la polémica generada por la entrevista que TVE emitió al coordinador de Bildu, Arnaldo Otegi, ha explicado que, aunque se encuentra a las "antípodas" del dirigente abertzale, no se puede "criminalizar" a la televisión pública por entrevistarle.

Querella de Vox 

Después de Vox anunciara la semana pasada que se querella contra Zapatero por las negociaciones con ETA, el exlíder del PSOE ha calificado de "ignominiosa" y "vergonzosa" la querella y ha defendido que el proceso fue un éxito "rotundo y de todos".

Para el expresidente el movimiento del partido de Santiago Abascal es un intento de "echar tierra" y "crispar" frente a uno de los avances más importantes de la sociedad española. "Fue un éxito de todos, tan rotundo, claro, limpio y democrático que que haya gente que sobre eso quiera embarrar, ensuciar y calumniar no es tema baladí", ha opinado.

Ante las actas de la banda terrorista sobre el diálogo que mantuvo el Gobierno, en el que aparecen supuestas cesiones del Ejecutivo, Zapatero ha defendido "los actos" y la actuación de las Fuerzas de Seguridad.

El fin de ETA

En este sentido, ha valorado el fin de la banda armada como uno de los mejores episodios de la democracia española y ha reiterado que durante el diálogo con los terroristas se detuvo a dirigentes de ETA, hubo entrega de armas y renuncia a la violencia. "Hubo actos", ha reiterado, y todo ello "sin nada a cambio, absolutamente nada".

"El final de un grupo terrorista que ha sido más respetuoso con los principios, valores, leyes y actitudes democráticas que conozco es el final de ETA", ha recalcado.

Además, ha señalado que es "falso" que se propusiera desde el Ejecutivo un Estatuto de Autonomía para las "cuatro provincias" vascas, lo que incluía Navarra.

Y recuerda que sobre las "notas" de ETA ya hubo un pronunciamiento del Tribunal Supremo que "zanjó" esta cuestión. "Por favor, tengamos un poco de respeto a nuestra democracia, al trabajo bien hecho, a la buena fe", ha insistido Zapatero, poniendo en valor a los representantes que dialogaron "con inteligencia" y que ayudaron al país y al Gobierno con su tarea "excepcional". 

Defiende el diálogo en Catalunya

El expresidente del Gobierno ha defendido el diálogo para superar la crisis política que vive Catalunya y ha recalcado que defendiendo "la ley y punto" no se hace más por España y su unidad, apuntando que el PP tiene que estar "antes o después" en el diálogo. "¿De qué se trata, de ser más español diciendo que la ley y punto, y se acabó?, ¿Se puede decir que se es más español? Se puede, pero no se hace más por España y por su unidad", ha recalcado durante la entrevista en Onda Cero.

Zapatero ha reflexionado que el movimiento independentista en Catalunya es respaldado en las urnas por dos millones de catalanes, según los votos que viene registrando esta opción política en distintas elecciones. Por ello entiende que en democracia las leyes hay que aplicarlas, pero eso "no quita el problema".

"¿Cree el centro derecha que va a ser fuerte en la defensa de la unidad de España quedándose sin representación en Euskadi y muy escasa en Catalunya?", ha cuestionado Zapatero, en referencia a PP y Cs y asegurando que el PP tiene que estar "antes o después" en la estrategia de diálogo con la Generalitat.

Aclara que no defendió los indultos

Por otro lado, el expresidente ha querido aclarar que no está a favor de indultar a los dirigentes independentistas que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo. Después de que se infiriera de sus declaraciones en una entrevista la semana pasada, Zapatero ha recalcado que es "absurdo" hablar de ese escenario porque no se conoce todavía la sentencia, si los condenados lo pedirán y en qué condiciones se pide.

Con todo, ha insistido en que respaldará al Gobierno de Pedro Sánchez en el caso de que estudiara los indultos. "El Gobierno tendrá las razones encima de la mesa y el conocimiento y la responsabilidad para, llegado el caso, decidir sobre este tema", ha opinado.