Ir a contenido

La derecha se ceba con Sánchez por la entrevista de Otegi en TVE

PP, Cs y Vox critican a la cadena pública por entrevistar al líder aberzale

Blanco pide en el homenaje a las víctimas que no se "blanquee" a Bildu

Pilar Santos

La derecha se ceba con Sánchez por la entrevista de Otegi en TVE

DAVID CASTRO

PP, Ciudadanos y Vox siguieron este jueves con las críticas contra Pedro Sánchez por usar, en su opinión, a TVE para "blanquear" a EH Bildu. El Canal 24 horas entrevistó al líder de esa formación, Arnaldo Otegi, el miércoles por la noche, pocas horas antes de que las Cortes rindieran su homenaje anual a las víctimas del terrorismo.

Numerosos dirigentes de los tres partidos de las derechas cargaron contra la decisión de la televisión pública de conversar con Otegi, una entrevista que se hizo por "criterios periodísticos" y en aras del "pluralismo", según apuntó el Consejo de Informativos de la cadena. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, señaló que puede ser "un pago a un posible apoyo" de los cuatro diputados de Bildu a la investidura de Sánchez. La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, calificó de "vergüenza" que TVE entreviste a Otegi como "un líder político más". Rocío Monasterio, de Vox, reclamó al dirigente aberzale que pida "perdón a las víctimas" y lamentó que pudiera usar TVE para exponer sus "mentiras". La Audiencia Nacional condenó al líder de Bildu a 10 años de cárcel por terrorismo y está inhabilitado para ser elegido como cargo público hasta el 28 de febrero de 2021.

"Como si ETA no hubiera existido"

La intervención de Otegi se produjo solo unas horas antes de que en el Congreso de los Diputados se celebrara el acto anual en recuerdo a todas las víctimas del terrorismo que se hace desde 2010. La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT) y también diputada del PP, Mari Mar Blanco, pronunció un discurso en el que censuró que el Canal 24 horas hubiera dado "un altavoz infame" a "un terrorista confeso como es Otegi con el único objetivo de blanquear el brazo político de Batasuna". Blanco pidió que "se impida la formación de gobiernos que actúan como si ETA no hubiera existido", en referencia a la posibilidad de que Bildu se acabe absteniendo en la votación de investidura de Sánchez. 

Tras el acto, en los numerosos corrillos que se formaron, diputados del PSOE, Unidas Podemos y de los independentistas catalanes se quejaron del tono de la presidenta de la FVT, a la que afearon que hubiera hablado más como diputada del PP que como representante de las víctimas. Su discurso no fue aplaudido dentro del hemiciclo, entre otros, ni por Irene Montero (Podemos), Aitor Esteban (PNV) ni Odón Elorza (PSOE). Tampoco lo hizo Jon Iñarritu, el único diputado de los cuatro que tiene ahora Bildu en el Congreso que acudió al homenaje. Iñarritu, como Otegi la víspera en TVE, evitó condenar la violencia de ETA.