Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

El Gobierno deja a Torra sin escolta oficial fuera de España

El Ministerio del Interior aplica una instrucción del 2012 que prohíbe viajes al extranjero de escoltas armadas con altos cargos

Buch considera "incomprensible" el cambio de criterio; el lendakari, Borrell y Marlaska sí llevan escolta en sus viajes fuera de España

Antonio Baquero Roger Pascual Juan José Fernández

Quim Torra se reúne con el presidente de Flandes, Geert Bourgeois, en Bruselas. / LAURIE DIEFFEMBACQ (AFP / VÍDEO: ACN)

Por primera vez desde hace 32 años, un presidente de la Generalitat ha viajado al extranjero sin escolta de Mossos d'Esquadra. Este lunes, el 'president', Quim Torra, ha tenido que desplazarse a Bruselas, donde ofreció una conferencia junto con el 'expresident' Carles Puigdemont, sin el servicio de seguridad de la Policía de la Generalitat, según han confirmado fuentes conocedoras de los hechos.

La razón es que el Ministerio del Interior envió a la Generalitat la semana pasada una orden que prohibe que mossos de servicio salieran de territorio español para acompañar a Torra. Ese permiso de Interior es necesario cuando un escolta de los mossos ha de viajar al extranjero en labores de custodia de algún alto cargo. De momento se desconoce si ese veto se va a mantener.

El 'conseller' Miquel Buch ha considerado "incomprensible" el cambio de criterio del ministerio. Tras señalar que esto se debatirá en la reunión entre ministerio y Generalitat prevista para el 4 de marzo, reclamó que hasta entonces se mantenga el anterior criterio, que ha permitido garantizar la seguridad de Torra y de los 'consellers' en sus desplazamientos desde julio hasta el mes de enero. En la reunión del día 4, el tema será el primero del orden del día, por iniciativa de la delegada del Gobierno en CatalunyaTeresa Cunillera.

Según ha explicado Buch, el cambio de criterio ha coincidido con un cambio procedimental: hasta el pasado jueves, las autorizaciones se cursaban a partir de una oficina de intercomunicación policial; desde entonces se tiene que mandar un 'e-mail' al ministerio que, según Buch, ha ido denegando la protección en viajes internacionales.

"A nadie se le escapa que hay un auge de la extrema derecha en España y que puede haber alguna persona que se exceda, se extralimite en su protesta y quiera acudir al apartado físico", ha advertido el 'conseller'.

Torra ha viajado a Bruselas donde, con el expresidente Carles Puigdemont, ha dado una conferencia en un hotel, después de que el Parlamento Europeo decidiera vetar su charla por considerar que podría generar problemas de seguridad. La cuenta de Twitter @Guillerias, de mossos independentistas, ha denunciado este lunes que el veto es una represalia por la no aprobación de los presupuestos.

Sánchez, Marlaska, Borrell y Urkullu sí llevan escolta

Fuentes del Ministerio del Interior explican que "ni los altos cargos del Gobierno central ni los de los ejecutivos autonómicos viajan al extranjero con escolta, tampoco los ministros", con la excepción de dos: el del Interior y el de Exteriores, además del presidente del Gobierno.

Desde que Grande-Marlaska es titular de la cartera, aseguran esas fuentes, Interior aplica la Instrucción 6/2012 de la Secretaría de Estado de Seguridad, según la cual "se procurará" -dice textualmente- que "las autoridades no viajen al extranjero con servicio de protección -explican las fuentes de Interior-. Solo en el caso de que tengan un riesgo cierto cuentan con ese servicio, y se lo prestaría la policía del país anfitrión. El viaje de Torra no es el caso".

Las fuentes consultadas en Interior explican que, si antes no se han vetado viajes de los escoltas de Torra es porque "antes no había preguntado. Es la primera vez que hace el trámite". Del mismo modo, la Lendakaritza (presidencia del Gobierno vasco) tampoco pregunta, pues el lendakari sí viaja fuera de España con escolta armada, aclaran fuentes de la Ertzaintza consultadas por EL PERIÓDICO. De esa escolta se encargan los 'berrozi', ertzainas de élite. Y portan armas "previo aviso al consulado correspondiente, y salvo algún caso puntual", dicen las mismas fuentes policiales.

Rehuyendo la polémica, el Gobierno vasco no lo confirma ni desmiente, arguyendo no poder "facilitar información sobre los dispositivos de seguridad que se establecen".  

Puigdemont, con voluntarios

La medida de Interior afecta al 'president' y a los 'consellers', que viajaban con escolta al extranjero, tratándose siempre de mossos en activo. El 'expresident' Puigdemont, en cambio, no tiene escolta oficial, pero sí un servicio de seguridad que forman mossos que aprovechan días de vacaciones para ir a Waterloo.

En la misma situación se verá el jueves el 'conseller' de Exteriors, Alfred Bosch, que tiene programado un viaje también a Bruselas. No podrá acudir a la capital belga escoltado por mossos.