Ir a contenido

VETO COMUNITARIO

El Parlamento Europeo prohíbe la conferencia de Puigdemont y Torra

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, alega el "elevado riesgo" de desórdenes en la institución o sus alrededores

El ex president catalán acusa al conservador italiano de censurar a un "ciudadano libre" y ceder a las presiones del "tripartido del 155"

Silvia Martinez / Bruselas

Los miembros del Parlamento Europeo muestran fotos de los líderes catalanes en prisión o exiliados, mientras el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pronuncia un discurso sobre el futuro de Europa durante una sesión plenaria en el Parlamento Europeo en Estrasburgo. 

Los miembros del Parlamento Europeo muestran fotos de los líderes catalanes en prisión o exiliados, mientras el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pronuncia un discurso sobre el futuro de Europa durante una sesión plenaria en el Parlamento Europeo en Estrasburgo.  / FREDERICK FLORIN (AFP)

Ni con euroorden en vigor ni sin ella. Carles Puigdemont seguirá por ahora sin poder acceder a la sede de la Eurocámara en Bruselas. La ofensiva política del PSOE, PP y C’s para impedir una conferencia en el Parlamento Europeo titulada "Catalunya y el juicio sobre el referéndum: un desafío para la Unión Europea" que estaba anunciada para el lunes 18 de febrero -con la participación del ex president y su sucesor Quim Torra- ha tenido éxito. El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha decidido no autorizar el evento por el "elevado riesgo" de alterar el orden público de la cámara . 

“Tras una evaluación de seguridad de la Dirección General de Seguridad, el presidente del Parlamento Europeo ha decidido no autorizar el evento sobre derechos fundamentales en la UE organizado por el señor Packet”, ha anunciado la Eurocámara sobre la conferencia organizada por el eurodiputado flamenco de la N-VA, Ralph Packet, y el esloveno Ivo Vajgl, ambos miembros de la plataforma de diálogo UE-Catalunya. “El análisis ha concluido que las amenazas a la seguridad vinculadas al evento no pueden ser mitigadas por los servicios de seguridad del Parlamento”, señalan.

Según este análisis, existe un “elevado riesgo” de que el evento propuesto podría suponer una amenaza para el mantenimiento del orden público en la Eurocámara. Y se basan para ello en la reciente ocupación por parte de manifestantes de las instalaciones del Parlamento y la Comisión Europea en Barcelona el 1 de febrero, las tensiones vinculadas al juicio contra los líderes catalanes pro-independentistas que empezó el pasado martes en Madrid, la falta de información sobre los participantes en el evento y, especialmente, la posibilidad de que pudiera haber incidentes en las instalaciones de la cámara o en los alrededores de ella. 

Cartas a Antonio Tajani

La decisión de Tajani responde a las demandas de varios eurodiputados que esta semana habían pedido la prohibición de la conferencia y el veto a Puigdemont. La primera de Enrique Calvet el miércoles. "La presencia de un prófugo de la justicia española y usurpador de funciones en el santuario de la democracia europea es insultante para el Estado miembro y para toda Europa y no se pueden descartar problemas de seguridad", se quejó.

La segunda, firmada por la jefa de filas del PSOE, Iratxe García, el del PP, Esteban González Pons, y el eurodiputado de C's, Javier Nart, recordaba a Tajani que la Eurocámara "no debe acoger a alguien que se encuentra evadido de la acción de la justicia española y que ha hecho alarde de su reiterada desobediencia a órdenes y advertencias procedentes del Tribunal Constitucional". Nada más conocer el desenlace González Pons ha cantado victoria. "El Parlamento Europeo ha actuado con responsabilidad al suspender el acto del golpista huido Puigdemont. Después de que los independentistas tomaran la sede de las instituciones europeas hace 15 días en Barcelona había que evitar que repitieran la agresión".

Denuncia de censura

Para el ex president catalán, en cambio, la decisión de Tajani supone la censura contra una ciudadano que es “absolutamente libre”, sin condenas ni sentencia, por lo que no descarta defender sus derechos y tratar de revertir la situación. “Lamento que el Parlamento Europeo se haya plegado a las presiones del tripartito del 155 y que en lugar de reforzar su rol como templo de la palabra se haya censurado la voz de quienes representan instituciones catalanas y (…) a una gran parte de la población de Catalunya”, ha arremetido desde la feria del libro de Bruselas.

En su opinión, los argumentos esgrimidos “son una excusa de Tajani” y “no hay ni una sola razón de seguridad”, ha avisado recordando que hay elecciones pronto y que los ciudadanos juzgarán si quieren una "Europa que impide abrir las puertas del Parlamento a quienes no les gustan" o apuestan por “una Europa donde todos los ciudadanos, piensen lo que piensen, tengan el derecho de expresarse en igualdad de condiciones”. Pese al revés la agenda de Torra y Puigdemont mantiene la celebración de la conferencia en un lugar por determinar.

Ni con euroorden ni sin ella

La posible entrada de Puigdemont en la sede del Parlamento Europeo, al que nunca ha accedido desde que llegó a Bélgica, ya había suscitado polémica en el pasado y especialmente antes de que arrancase la campaña electoral del 21-D en el 2017. Ante el malestar generado por aquel entonces entre algunos grupos políticos, la Parlamento Europeo decidió estudiar las consecuencias legales de la posibilidad de que el ex president solicitara un pase para entrar en la institución.

Dado que entonces estaba sujeto a una euroorden de España en la cámara entendieron que el político independentista necesitaría una autorización expresa del juez para acceder, ya que, en aplicación del protocolo sobre privilegios e inmunidades del que gozan las instituciones europeas, el Parlamento es inviolable. La solicitud de acceso no se llegó a producir. Ahora, y aunque ya no hay euroorden de por medio, Tajani no ha dudado demasiado. En veinticuatro horas ha decidido y le ha vetado.