30 sep 2020

Ir a contenido

LAS CUENTAS DEL ESTADO

ERC y PDECat presentarán enmiendas a la totalidad a los Presupuestos de Sánchez

Los republicanos aducen que el Ejecutivo del PSOE no ha hecho los "gestos de categoría" hacia Catalunya que le habían reclamado

Xabi Barrena / Fidel Masreal

ERC votará ’no’ a los Presupuestos de Pedro Sánchez. En la foto, Gabriel Rufián, Marta Vilalta, Mirella Cortés y Joan Tardà, en la comparecencia en la que han anunciado su decisión. / EUROPA PRESS (VÍDEO: ATLAS)

Ni un contacto formal del Gobierno con Esquerra o el PDECat en Madrid. Así explican fuentes republicanas y posconvergentes uno de los motivos de fondo para presentar una enmienda a la totalidad a los presupuestos del Estado. Otro motivo, que nada tiene que ver con la previsión de ingresos o gastos, es la falta de concreción de la exigencia independentista de una mesa de negociación sobre el derecho de autodeterminación de Catalunya con partidos estatales y alguna figura neutral. Otros factores más coyunturales para que republicanos y posconvergentes presenten su enmienda son la coincidencia del primer debate presupuestario con la segunda sesión del juicio al 1-O en el Supremo, y la presión de parte del soberanismo para no emprender vías negociadoras con el Gobierno. Con todo, hasta el último instante estarán abiertas las puertas, dado que parte de Esquerra y del PDECat es partidaria de no cerrar la puerta a las cuentas de entrada si el Ejecutivo del PSOE hace un gesto.

El mensaje político soberanista de este lunes (presentar enmienda a la totalidad, ERC este martes, y el PDECat probablemente el mismo viernes, día límite) se ha teñido una vez más de cacofonía entre los actores independentistas implicados. De entrada: no ha habido un anuncio conjunto, pese a que el posconvergente David Bonvehí aseguró hace pocas semanas que cualquier decisión definitiva se tomaría de común acuerdo entre los dos partidos y el Govern. Eso no ha sido así en ningún momento, y las diferencias se han sucedido a lo largo de las últimas semanas: en el seno del PDECat, entre el 'president' Torra y ERC e incluso entre Torra y predecesor Carles Puigdemont... Las miradas de reojo se han sucedido.

Hasta el punto de que este lunes fue ERC la que se avanzó anunciando la presentación el martes de la enmienda a la totalidad. La enmienda republicana a la totalidad de retorno de los Presupuestos fue decidida por la mañana formalmente por la ejecutiva de ERC y confirmada por el presidente del grupo en el Congreso, Joan Tardà. ERC ofreció, sin embargo, al Gobierno del PSOE la posibilidad de abrir una mesa de negociación hasta el día 12 con la finalidad de que se produzcan "movimientos" que pongan fin "a la represión" contra el independentismo catalán, y para entablar una negociación "sobre el ejercicio del derecho de autodeterminación", según explicó en rueda de prensa Tardà y la portavoz del partido, Marta Vilalta.

No obstante, fuentes republicanas se han mostrado convencidas de que la enmienda seguirá su tramitación completa y será finalmente votada. Es decir, no ven visos de que el Ejecutivo de Sánchez se avenga a cumplir con lo exigido por ERC. 

Pujol, ¿portavoz del PDECat?

Minutos después, el portavoz parlamentario de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, era quien ejercía de portavoz oficioso del PDECat y anunciaba también la presentación de la enmienda el próximo viernes antes de que acabe el plazo para registrarlas en el Congreso. Inmediatamente después, el gabinete de comunicación del PDECat saltaba con un mensaje desmarcándose de Pujol ("en nombre del PDEcat habla el PDECat") y fuentes del partido en el Congreso no ocultaban su malestar con Pujol, que "no es quien para anunciar nada". Finalmente se aseguró que se había acordado que Pujol y el partido se pronunciarían al unísono.

Todo ello justo minutos después de que ERC tomara la iniciativa mediática. Fuentes republicanas y posconvergente en el Congreso llevan ya semanas concluyendo que al Gobierno de Pedro Sánchez parece no interesarle contar con el apoyo independentista para tramitar las cuentas, porque no quiere regalar a la derecha y la extrema derecha xenófoba una nueva imagen de connivencia con el separatismo, tras la moción de censura.