Ir a contenido

NEGOCIACIONES

Tardà replica a Torra que ERC tomará por su cuenta la decisión sobre los Presupuestos

El portavoz republicano destaca que el Govern "no es monocolor" e insiste en condicionar el voto a un gesto de Sánchez en el ámbito judicial

Xabi Barrena / Fidel Masreal

Joan Tardà, durante un pleno del Congreso.

Joan Tardà, durante un pleno del Congreso. / David Castro

El Govern de la Generalitat no es una coalición, sino una confederación de fuerzas. Es decir, cada parte integrante del Ejecutivo mantiene su soberanía para decidir, como partido, qué posición adoptar en cada momento. Siempre ha sido un poco así, pero nunca como hasta ahora ha quedado tan claro. El presidente de  ERC en el Congreso, Joan Tarda, no solo quiso marcar distancias entre el legislativo (los grupos parlamentarios) y el ejecutivo (el Govern), sino que recordó a Joaquim Torra que la decisión sobre el voto de ERC a los presupuestos corresponderá a los propios republicanos, no a la presidencia de la Generalitat.

En lo que supone toda una enmienda al liderazgo de Torra, Tardà le recordó que el Consell Executiu "no es monocolor". Y, por tanto, será ERC quien decida si presenta (como avanzó este diario el jueves) o no en el Congreso una enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2019.

Tardà quiso restar importancia entre sus palabras y las del ‘president’, en la víspera, cuando alertó de que habría una "crisis de gobierno" si ERC o el PDeCAT se desmarcaran de la postura consensuada con la Generalitat a la hora de votar los presupuestos. Así, el republicano interpretó que no había  "mala intención política" en estas palabras del presidente catalán.

La cuestión se abordará, a buen seguro, en la primera ejecutiva de ERC en este 2019 que se celebrará en Ginebra, para que la pueda presidir la secretaria general en el exilio, Marta Rovira.

En cuanto al espacio posconvergente, el sector vinculado al 'president' y al 'expresident' Carles Puigdemont defiende la autoridad de Torra y sostiene que el acuerdo del máximo órgano del partido, el consejo nacional, por un 95%, es el de rechazar las cuentas del Estado y la manera más directa y rápida de hacerlo -y de evitar un debate interno que está desgastando todavía más a la posconvergencia- es rechazándolas de entrada como plantea el 'president. Sostienen que el argumento del miedo a unas elecciones anticipadas que lleven al Gobierno al PP de la mano de Ciudadanos y Vox no va con el independentismo porque en cualquier caso habrá elecciones generales en cuestión de meses y la ultraderecha puede crecer tanto o más que si se celebran en breve. "Si se da la sensación de que el Gobierno de Sánchez se aguanta sólo por los independentistas, esto es combustible para la derecha", argumentan fuentes de JxCat.

En cambio, los partidarios de facilitar de entrada la tramitación de los presupuestos creen que Torra no tiene conciencia del impacto de sus palabras.

Así, en el PDECat se avecina tormenta y los partidarios de bloquear las cuentas  podrían exigir la  celebración de un consejo nacional, máximo órgano entre congresos, si un sector sigue exigiendo no tumbar a las primeras de cambio el proyecto de presupuestos.

Respecto a la oferta del Gobierno de cumplir con la disposición adicional tercera del Estatut, la posición de la dirección del partido es contundente: "Sánchez no ha entendido nada, no estamos pidiendo dinero sino hacer política y recibir una propuesta política, venimos del 155 y tenemos presos y exiliados". Recuerdan que en el pasado se han formulado otras promesas de inversión que no se han cumplido y exigen al Gobierno socialista que deje de actuar en clave de la "política cómoda de hace diez años" porque la situación es muy grave y requiere "politica incómoda". El Govern, por su parte, valoró la medida sin gran entusiasmo. “Es humo”, ponderó una voz del Ejecutivo que remarcó que hace falta un gesto político, y no meramente económico, para mantener vivos los presupuestos. La semana próxima está prevista la celebración de una reunión entre representantes de alto nivel de ambos ejecutivos.

Alguna voz del Govern, además, mostró ayer en privado sus dudas de que el Ejecutivo de PEdro Sánchez desee, de verdad, aprobar este proyectyo de cuentas. Y es que acudir a unos comicios mostrando al electorado las heridas recibidas por luchar contra el 'separatismo' siempre es una buena baza.