Ir a contenido

ANDALUCÍA

Susana Díaz renuncia a presentarse a la investidura

El PSOE andaluz manda a la dirección federal un mensaje e insiste en que la secretaria general será la jefa de la oposición

Julia Camacho

Susana Díaz renuncia a presentarse a investidura y será líder de la oposición, como ha explicado el portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez. / GARCÍA CORDERO (VÍDEO: EFE)

El PSOE-A anunció este jueves que finalmente no dará una batalla perdida de antemano tras el pacto a tres bandas PP-Ciudadanos-Vox y comunicó a la presidenta del Parlamento que no presentarán al debate de investidura la candidatura de su secretaria general, Susana Díaz. No obstante, y tras los mensajes recibidos desde la dirección federal del partido apuntando a la necesidad de un cambio de ciclo, los socialistas andaluces dejaron claro que Díaz seguirá a frente del partido y que será quien ejerza el liderazgo de la oposición en Andalucía.

El portavoz parlamentario del PSOE andaluz, Mario Jiménez, abrió esta mañana la ronda de contactos con la presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet, que debe sondear a todas las formaciones como paso previo a presentar un candidato a debate de investidura que se celebrará la próxima semana.

Tras conocerse que Vox tiene intención de apoyar en primera votación la candidatura del popular Juan Manuel Moreno, los socialistas han decidido no quemar inútilmente a su candidata, dado que ni siquiera sería tenida en cuenta, aunque siguen afirmando que si por algun motivo se frustra la investidura de Moreno, serán quienes pidan la palabra para presentarse como candidatos al ser la fuerza más votada por los andaluces el pasado 2 de diciembre.

Díaz dará la réplica a Moreno

Jiménez ha confirmado que, no obstante, será Díaz quien intervenga en el debate para dar la réplica al líder del PP-A y futuro presidente andaluz. Ella será también quien lidere la oposición en esta legislatura, respondiendo así a los recados de la dirección federal del PSOE que abogan por la salida de la dirigente más crítica con el sanchismo y la apertura de un nuevo ciclo político en la comunidad.

En este sentido, Jiménez ha anunciado que los socialistas ejercerán "una oposición responsable" y "vigilante de la defensa del autogobierno". Así, no ha perdido oportunidad de reprochar que "el futuro de Andalucía se decide en reuniones secretas en Madrid", lo que a su juicio supone un retroceso respecto a los logros conseguidos por la región tras las manifestaciones multitudinarias de 1977 y el referendo del 28 de febrero.

El portavoz socialista ha arremetido también contra el "tripartito de extrema derecha" acordado la tarde del miércoles, que arrebatará el poder institucional al PSOE después de 37 años ininterrumpidos, y criticó que tras las discrepancias mostradas apenas un día antes por la formación ultraderechista,  los dirigentes de Vox "tienen posiciones que cambian cada 24 horas", augurando una legislatura complicada.

También tuvo palabras para su hasta hace unos meses socio, Ciudadanos, subrayando que pese a los esfuerzos de esta formación por desvincularse de la ultraderecha intentando cargar ese peso sobre el PP, los acuerdos adoptados por esta formación y la de Santiago Abascal sí condicionará el acuerdo suscrito con los populares. Es más, consideró que la creación de una consejería de Familia, como reclamó Vox, es una desautorización de Moreno hacia sus nuevos socios. No obstate, desde Ciudadanos ya explicaron el día antes que no es un logro de Vox y que su acuerdo con el PP ya recogía una medida similar.