Ir a contenido

Carga contra Ábalos

El PP lleva parte del ideario de Vox al Congreso

"Que dejen de hablar de asesinos de toros", sentencia Casado

El PP preguntará al Gobierno su posición sobre toros, caza, pesca y la Navidad

Roger Pascual

El presidente del PP, Pablo Casado, en Club Siglo XXI.

El presidente del PP, Pablo Casado, en Club Siglo XXI. / David Castro

A la caza del voto que se le fue a VOX en las elecciones andaluzas (y del apoyo de los diputados ultraderechistas para poder formar gobierno en Andalucía), el PP llevará parte del ideario al Congreso. Los populares quieren que el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, se pronuncie sobre la supresión de las corridas de toros y la caza, después de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, asegurara en una entrevista que no es "muy partidaria" de estas dos actividades. Dos asuntos que no estaban en el programa electoral de los populares para las elecciones andaluzas pero sí en los de VOX, que reivindicaba a tauromaquía, la caza y el respeto por las tradiciones españolas. En esta línea preguntarán a la vicepresidenta, Carmen Calvo, si "el gobierno es partidario de respetar las tradiciones navideñas de los españoles en los espacios públicos".

Pablo Casado ha defendido este lunes los toros, la caza y la pesca y ha cargado duramente contra el Gobierno socialista por apostar por la "prohibición" cuando no les "gusta" una actividad. "Que dejen de hablar de asesinos de toros, de asesinos de trucha y de asesinos de corzos", ha proclamado. Así se ha pronunciado en una conferencia-coloquio en el Club Siglo XXI, en la que ha arremetido contra las declaraciones del ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, asegurando que el PSOE tiene una visión que no tiene por qué "coincidir con esa casposa, de una España en la que todos" tienen que ser "cazadores o toreros".

"Y lo dice alguien que lo puede decir, porque mi padre fue matador de toros. Pero eso no me lleva a imponer a nadie su gusto ni su afición. ¿Quién tiene derecho a decir lo que hay que hacer? Solo ha faltado alguno que dijera que tenemos que ser cazadores y recolectores previos al neolítico. ¿Pero esto qué es?", se preguntó Abalos en un acto con militantes socialistas este domingo en Alcorcón.

Casado considera que Ábalos está llamando "casposos a los españoles que cazan o van a los toros". "Eso es la ingeniería social del PSOE. Como a ellos no les gusta cazar ni ir a los toros, los que van a los toros o cazan, son casposos. Les pido libertad", ha exclamado.

En este punto, Casado ha recordado que la caza genera 6.000 millones de euros y "da de comer" a 190.000 trabajadores. De la misma manera, ha señalado que el mundo del toro "emplea a 180.000 personas" y "representa 3.000 millones de euros de movimiento económico". A su entender, esa actitud evidencia la "la cerrazón de un Gobierno sectario, dogmático y, sobre todo, de un Gobierno que quiere decir" lo que hay que hacer. "Deje a la gente en paz, que asista al espectáculo que quiera y que haga lo que quiera los fines de semana, siempre y cuando no se meta en las libertades del resto", ha concluido.

Posición del ministro de Cultura

El PP ha registrado sendas preguntas en el Congreso para cuestionar al ministro de Cultura en la sesión de Control del Congreso sobre las declaraciones realizadas por Ribera: "Me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza". Será el antecesor de Guirao, el exministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, quien le pregunte en el Pleno sobre si está "de acuerdo con las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica sobre la supresión de lo toros".

Los populares necesitan los votos de los 12 diputados de VOX (además de los de Ciudadanos) para poder gobernar en Andalucía. En las últimas semanas Casado ha incidido en la ilegalización de partidos independentistas (algo que ya planteó hace un año) y la suspensión permanente de la autonomía en Catalunya, los dos primeros puntos del programa de la formación de ultraderecha. Habrá que ver si el PP lleva también al Congreso otras de las demandas de VOX, como la derogación leyes de memoria histórica y de violencia de género y "la supresión de organismos feministas radicales subvencionados".