Ir a contenido

SESIÓN DE CONTROL

Torra acusa a Sánchez de volver a las andadas del PP

El 'president' asegura que se expedientará a mossos si actuaron "al margen de los protocolos" en Girona

ERC endurece el discurso contra Sánchez y llama a hablar "de autodeterminación y de presos" el 21-D

Xabi Barrena / Dani G. Sastre / Júlia Regué

Torra defiende a Mossos y avisa:No se pueden atacar los cordones policiales. / ALBERT BERTRAN (VÍDEO: EFE)

El pasado 1 de junio, el voto de los independentistas a Pedro Sánchez en la moción de censura a Mariano Rajoy abrió una especie de paréntesis que rompía con una serie de prácticas impropias que cada bando, Gobierno del PP y el secesionismo, afeaba al contrario. Y este miércoles, en paralelo al duro discurso de Sánchez en el Congreso, el ‘president’ Quim Torra subrayó que el Ejecutivo había empezado este fin de semana, a cuenta de las acciones de los CDR, a elaborar un relato “falso” sobre la violencia en Catalunya. “Algo que ya hemos visto, que nos es familiar”, en referencia al relato judicial del 20 de septiembre ante la ‘conselleria’ de Economia. Es decir, Torra acusa a Sánchez de volver a las andadas. Se cerró el paréntesis.

“Le dimos el voto, claro que sí, porque creíamos que era posible hallar una solución política. Pero, ¿cuánto hace que Pedro Sánchez no habla de diálogo? Nos alarma que, además, él se acoja ahora a los argumentos de la derecha”.

Al hilo de una más que contundente intervención del presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, Torra afirmó que de lo que “hay que hablar”, el próximo 21 de diciembre con el Gobierno “es de autodeterminación y de la situación de los presos”.

ERC, contundente

Sabrià había tildado de “cobarde y electoralista” la actuación del PSOE y, en concreto, del presidente del Gobierno en la sesión parlamentaria que, simultáneamente, se estaba celebrando en Madrid, en la que el socialista había empleado un tono más que duro hacia el independentismo. Sabrià, además, señaló que el independenstismo tiene paciencia, “pero no infinita”.

“Estoy plenamente de acuerdo con todo”, dijo Torra a modo de recogida de guante. Y porfió en el tono tenso. “Recibimos con estupefacción las tres cartas del Gobierno” a cuenta de la presunta inacción de los Mossos en las acciones de los CDR del fin de semana.”

Acciones que, por cierto, llevaron a Torra a advertir por primera vez a los propios CDR de que la permisividad tocaba a su fin. Eso sí, les afeó ciertas conductas (“No se puede atacar los cordones policiales, no se puede tirar vallas”, dijo) , pero pasó de puntillas por otras, como el corte de las autopistas.

El ‘president’ se  refirió también a su difícil relación con los Mossos a preguntas de Miquel Iceta (PSC) e Inés Arrimadas (Ciutadans), muy críticos con el ‘president’. Iceta, cuyó tono conciliador habitual constrastó con el que empleaba Sánchez en esos precisos momentos,  le afeó que llamara a los CDR a “apretar” al Govern y después, cuando actuaron los Mossos, amenazara con abrir expedientes. “O ciñe su actuación al marco legal vigente o no podrá contar con nosotros para nigún diálogo ni pacto”, le advirtió el líder socialista.

Arrimadas recordó que para el día 21 de diciembre están previstas numerosas acciones de los CDR en toda Catalunya. Y ha acusado a Torra de “amparar y animar a los violentos”. “Quiere hacer de Catalunya un territorio sin ley siguiendo el ejemplo de los Balcanes. Usted es un peligro público para la convivencia y la seguridad. Lo que tiene que hacer el Gobierno de España es protegernos de ustedes”, ha añadido, mientras mostraba un cartel que pedía que se vuelva a aplicar el artículo 155 en Catalunya.

Trató Torra de rebajar la polémica sobre sus palabras sobre Eslovenia al atribuirla a una voluntad por silenciar el propio encuentro del 'president' con el presidente esloveno. "Un éxito absoluto", dijo Torra, no en vano es el primer jefe de Estado que recibe al presidente catalán después de la declaración de independencia.