Ir a contenido

ERC acusa a los posconvergentes de auspiciar un cisma republicano

Participantes en el acto de la Crida Nacional per la República en Manresa.

Participantes en el acto de la Crida Nacional per la República en Manresa.

Nuevo episodio de las turbulentas relaciones entre las posconvergencia y ERC. Como viene siendo habitual, el motivo del nuevo rifirrafe es la pelea más o menos soterrada por conseguir, unos, y zafarse, los otros, de la mal llamada lista única del independentismo. Esta vez, sin embargo, la escalada ha llevado a los republicanos a acusar a los posconvergentes de estar incentivando, auspiciando y promoviendo un cisma dentro de ERC.

El pasado martes, un grupo de militantes de ERC presentaron un manifiesto en el que defendían posiciones muy cercanas a los postulados de Carles Puigdemont y su plataforma-movimiento Crida Nacional per la República. De hecho, el escrito llevaba por nombre 'Nova crida nacional a ERC' y en él se defendía que el partido concurra a las elecciones europeas de mayo de 2019 con una lista unitaria de todos los partidos independentistas catalanes. Cabe decir que, en estos momentos, la CUP aun no ha decidido si concurrirá a dichos comicios y, si lo hace, si aceptaría compartir lista con los posconvergentes y los republicanos. Dicho de otro modo, como en otras ocasiones, la ‘lista única’ es en verda la lista entre posconvergentes y ERC.

Según la queja de los republicanos, el manifiesto fue publicado en internet en una página web en cuyo apartado de privacidad se remitía a una dirección de correo con el dominio de la Crida Nacional. La misma dirección, de hecho, desde donde se gestionaba la privacidad de la página del partido de Puigdemont.

Ello provocó la denuncia pública de varios militantes de ERC, y soterrada de algunos dirigentes, que acusaron a los posconvergentes de maniobrar para profundizar las diferencias internas en el partido. Es decir, una acción más del llamado Pressing ERC.

El escrito también defiende contemplar una "eventual retirada de los diputados catalanes --independentistas-- en las Cortes españolas como medida de presión", además de reclamar que los partidos soberanistas recuperen una unidad de acción en el Parlament que consideran que se ha perdido en los últimos meses.

Entre los firmantes del manifiesto se hallan el alcalde de Montblanc, Josep Andreu; el historiador Enric Pujol; el concejal en Girona Martí Terés, entre otros.