Ir a contenido

Tribunal Supremo

La Sala del 61 rechaza apartar a Marchena y el resto de jueces del 'procés'

La defensa de los políticos catalanes presos les acusaba de falta de imparcialidad tras los mensajes de Cosidó

La decisión adoptada por 14 magistrados se conocerá en su integridad en los próximos días

Ángeles Vázquez

Manuel Marchena, en una imagen de archivo.

Manuel Marchena, en una imagen de archivo. / ÁNGEL DÍAZ (EFE)

La Sala Especial del artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) del Tribunal Supremo ha rechazado este miércoles por unanimidad los incidentes de recusación presentados por ocho de los acusados por el 'procés' contra el presidente del tribunal que les juzgará, Manuel Marchena, y el resto de miembros de este órgano, a los que acusan de falta de imparcialidad.

La resolución de la que será ponente el magistrado Jacobo Barja de Quiroga se dará a conocer en los próximos días, pero no ha planteado problemas a los 14 jueces convocados en la Sala Especial: el presidente en funciones del Supremo, Carlos Lesmes, los presidentes de las cinco Salas del tribunal, menos Marchena, y los magistrados más antiguos y modernos de cada una, salvo Andrés Martínez Arrieta, por figurar entre los recusados.

En su escrito de alegaciones el propio Marchena negaba tener interés directo o indirecto en la causa y que se le pudiera recusar por los comentarios de terceros y no por sus propios actos, en referencia al 'whatsapp' del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en el que se atribuía controlar la Sala Segunda del alto tribunal con su nombramiento.

La recusación contra Marchena, presentada el mismo día en que este presentaba su renuncia en el caso de que fuera candidato a presidir el Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, se amplió por Jordi Cuixart contra los otros seis magistrados designados para juzgar este asunto: Andrés Martínez ArrietaJuan Ramón BerdugoAntonio del MoralLuciano VarelaAndrés Palomo y Ana Ferrer.

El magistrado Vicente Magro remitió este martes el asunto a la Sala del 61 y denegó la práctica de las pruebas planteadas por los recusantes, al "no ser necesarias para la resolución del incidente". Entre ellas figuraba la citación de Cosidó, que envió el mensaje que según el 'exvicepresident' Oriol Junqueras, los 'exconsellers' Raül RomevaJosep Rull y Jordi Turull; el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez y el presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exmiembro de la Mesa de esta cámara Anna Simó evidenciarían la falta de imparcialidad de Marchena en el caso.

En menos de dos horas la Sala Especial ha rechazado sus argumentos sobre la parcialidad del tribunal, lo que da vía libre a que el juicio se celebre como estaba previsto a finales de enero o, como tarde, a principios de febrero. Lo que sí se celebrará previsiblemente la semana del 17 de diciembre es la vista en la que se discutirá el artículo de previo pronunciamiento en el que las defensas volverán a intentar que los acusados no sean juzgados en el Supremo, sino en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.