Ir a contenido

EL TABLERO ANDALUZ

El PP identifica 25 puntos en común con Cs y Vox para empezar a negociar

El equipo de Moreno contempla un acuerdo de gobierno sólo con la formación naranja

Julia Camacho

El líder del PP andaluz, Juanma Moreno, a su llegada a un comité ejecutivo nacional del partido.

El líder del PP andaluz, Juanma Moreno, a su llegada a un comité ejecutivo nacional del partido. / JOSÉ LUIS ROCA

El PP andaluz ya se ha puesto manos a la obra para lograr el vuelco histórico en la comunidad tras 36 años de gobierno socialista. El equipo de Juan Manuel Moreno trabaja ya en un documento que servirá de base para la negociación, a partir de la semana que viene, con los representantes de Cs. Se trata de 25 puntos que comparten ambas formaciones e incluso Vox, y que se centran en la reducción de impuestos, adelgazamiento de la estructura de la administración e incluso la realización de una auditoría a la Junta de Andalucía. Según dijo Moreno a la ejecutiva provincial del PP de Málaga, la idea es que el nuevo gobierno pueda empezar a trabajar en el mes de enero.

Los populares dan por hecho que obtendrán la presidencia de la Junta de Andalucía, un hecho “innegociable” y que justifican por su experiencia de gestión y su larga trayectoria de oposición. También por el propio reparto de fuerzas tras los resultados del pasado domingo. El partido ha evaluado ese equilibrio en el bloque de derechas que suman una alternativa: “el PP representa el 41,5 por ciento; Ciudadanos, el 36,5 por ciento, y Vox, el 21,9 por ciento”, explicó a los suyos en Málaga. El equipo de Moreno no quiere ni pensar en entrar en una pelea por el reparto de sillones que acabe provocando el bloqueo institucional y la repetición de comicios, un escenario en el que dicen está ya el PSOE al azuzar el miedo a la ultraderecha pensando que puede mejorar sus resultados. “Los sillones ya los han decidido los andaluces, que son los que tienen la fortaleza de decidirlos, y el domingo decidieron que el primer sillón de representación, la Presidencia, lo ostentaba quien más respaldo y confianza ha tenido, que ha sido el PP”, dijo este miércoles Moreno.

Reunión la próxima semana

Fuentes del partido han asegurado que la negociación empezará la próxima semana, y defienden que tendrán autonomía respecto a las direcciones nacionales, aunque obviamente éstas también se reunirán. En el PP no contemplan otro escenario que cerrar un pacto con Cs, con quien quieren alcanzar un acuerdo de gobierno en coalición. Posteriormente llegaría el momento de hablar con Vox, quien, recuerdan, ya ha manifestado su intención de no entrar en ningún ejecutivo por el momento y condicionar políticas desde fuera.

En este sentido, la base de la negociación serán los 25 puntos que el PP ya ha identificado como comunes a las tres fuerzas y que tienen relación sobre todo con la agenda económica. Supresión de impuestos, especialmente el de sucesiones, del que tanto el PP como Cs han hecho bandera en Andalucía tirando del agravio comparativo con otras regiones; también la confección de una auditoría de las cuentas públicas y el adelgazamiento de la administración. Este es uno de los caballos de batalla de la oposición en las últimas legislaturas, que en numerosas ocasiones ha pedido la reducción de los altos cargos y de una desmesurada estructura territorial conformada por delegaciones de consejerías y entidades instrumentales. En este documento de partida para la negociación no se incluyen medidas de contenido social y las que pueden levantar más ampollas en el acercamiento a Vox, como el tratamiento de la inmigración o la supresión de la ley de violencia de género que defiende la formación de ultraderecha y que los populares no comparten, recordando que fueron ellos quienes impulsaron el pacto global en este asunto el pasado año.

Viabilidad de Canal Sur

 En el PP andaluz niegan además que entre sus pretensiones esté echar el cierre a la televisión autonómica, Canal Sur, dado que entre otras cosas “está blindada en el Estatuto de Autonomía”. La polémica ha surgido tras unas declaraciones del secretario de organización del PP, Teodoro García Egea, quien en una entrevista no descartó la supresión de la tele regional por no ser viable, aunque posteriormente matizó que se tratará de hacerla “más eficiente”.

La alarma saltó en una entrevista radiofónica, donde preguntado acerca de que este cierre, propuesto por Vox en su programa electoral, el número 2 del PP insistió en que “hay que hacer mucho más eficiente el servicio en la administración andaluza”. “Hemos visto cómo los impuestos de los autónomos se iban a pagar en ocasiones a administraciones ineficientes y, sin embargo, en Almería un niño necesitaba el viernes pasado una prueba para una enfermedad gravísima, una prueba diagnóstica y no había un endoscopio, que vale 40.000 euros, en el hospital de Almería. Yo prefiero no tener Canal Sur y tener endoscopios en los hospitales de Almería”, aseveró.

No obstante, García Egea reiteró que tendrá que evaluarse si la cadena autonómica “es viable o no”. “El modelo de televisiones autonómicas está funcionando en unos lugares mejor que en otros y, por tanto, habrá que evaluar más adelante qué modelo de televisión autonómica para prestar servicio a Andalucía puede darse”, zanjó, lamentando que “hay gente que no ha movido una coma con respecto al modelo que se ideó hace cuarenta años”.