Ir a contenido

TECNOPOLÍTICA

Whatsapp, determinante también en la irrupción de Vox

El partido de ultraderecha centró sus esfuerzos de campaña electoral en Whatsapp como Bolsonaro en Brasil

Luis Benavides

Una imagen promocional de la lista de difusión de Vox.

Una imagen promocional de la lista de difusión de Vox.

En las tertulias, también en la calle, la irrupción de Vox en el parlamento andaluz con 12 diputados se ha convertido en el tema del día. La extrema derecha ha llegado a la política española para quedarse, dicen. Está claro que el partido liderado a nivel estatal por Santiago Abascal ha encontrado la tecla. Concretamente, la ‘flechita’ que sirve para enviar mensajes en Whatsapp.

Vox cuenta con más de 94.000 seguidores en Instagram, 135.000 seguidores en Twitter  y 194.000 en Facebook, las tres redes sociales más populares actualmente. El número de personas que reciben los mensajes lanzados a través de su lista de difusión de alertas de Whatsapp es un misterio -como el número máximo de contactos por lista son 256, Vox podría tener varias listas con el mismo número- , pero el alcance de sus mensajes a través de esta plataforma propiedad de Mark Zuckerberg puede ser mucho mayor. Aquí no hay algoritmos que valgan. Por ese motivo, esta utilidad gratuita podría ser uno de los secretos del éxito electoral de Vox en las últimas elecciones a la Junta de Andalucía. 

Viralización

Merece la pena puntualizar que una lista de difusión permite "enviar mensajes a varios contactos a la vez" siempre y cuando los contactos tengan el número de teléfono 'emisor' guardado en sus agendas. Eso sí, una vez enviado el mensaje, los usuarios de esta lista pueden reenviar al resto de sus contactos, que a su vez también pueden compartirlo con sus contactos. Y así, sucesivamente, hasta alcanzar a miles de personas en muy pocos minutos.

En cuanto a la creación de los mensajes, la lista de difusión es totalmente unidireccional y, como bien indica el avatar del partido ultraderechista en Whatsapp, en ese número de teléfono del partido ultraderechista "no se atienden ni llamadas ni mensajes".

Avatar de Vox en la lista de difusión del partido

El secreto de Bolsonaro 

Aunque hay otros partidos de extrema derecha en Europa, Vox parece haber encontrado sus modelos a seguir al otro lado del charco. Para empezar, los eslóganes del partido de Abascal beben directamente de la campaña de Donald Trump para asaltar la Casa Blanca en el 2016: “España, lo primero” y “Ayúdanos a hacer España grande otra vez”. Y del equipo de Jair Bolsonaro han tomado prestado su 'activismo' en Whatsapp.

Precisamente la periodista brasileña Cristina Tardaguila, fundadora de la agencia de noticias especializada en el rastreo de ‘fake news’, explicaba como la propaganda electoral –y la circulación de ‘posverdades’- se había desplazado de Facebook a Whatsapp. “Su sistema es oscuro y no hay forma de monitorizarlo y chequearlo”, explicaba Tardaliga, ganadora del Premio de Periodismo EL PERIÓDICO, entregado el pasado jueves 29 de noviembre. Su investigación, a partir de un sistema que permitía rastrear chats públicos, “demostró que de 50 imágenes solo cuatro eran ciertas”.  

La periodista brasileña pronosticaba, semanas antes de la irrupción de Vox en las andaluzas, que Whatsapp “es un problema y será un problema en todas las elecciones de todos los países que lo usan”si no se consigue reducir el tamaño de las listas de transmisión –para impedir la viralización de ciertos mensajes en pocos minutos-  y de los grupos de Whatsapp.

Contenidos elaborados

Vox pide explícitamente a los usuarios de su lista de difusión que compartan los contenidos recibidos. La viralización, lo primero: “Pincha en el siguiente enlace y guarda el número 607 XX XX XX en la agenda de tu móvil. Recibirás los mensajes y nuevos vídeos virales de Vox junto con nuestras acciones en defensa de España. Reenvía este mensaje a tus contactos y grupos”.

Los mensajes lanzados a través de esta plataforma de mensajería destacan por su elaboración. Suelen ser textos largos, parecidos a un argumentario político. Así, por ejemplo, en uno de los mensajes de Vox más compartidos desgranan punto por punto el ideario de la formación. ¿Es ultra derecha? ¿Es fascista? “VOX no es ultra nada. Es un partido respetuoso de la Constitución y no es radical”, aseguran. ¿Es homófobo Vox? No. Vox no hace distinción entre los ciudadanos. El sexo se considera una parcela de la vida privada de la gente”, dicen.

El uso de Whatsapp para lanzar mensajes a varios destinatarios al mismo tiempo podría ser considerado ‘spam’ o mensajes basura, sobre todo si los receptores no han solicitado o autorizado previamente su envío o cuando el contenido ha sido enviado de forma automatizada o masiva. En este sentido, el partido de ultraderecha pide a los interesados en ingresar en su lista de difusión que envíen el siguiente mensaje: “Quiero entrar en la lista de difusión de alertas de Vox y recibir las últimas novedades”.

Mensaje autorizando la recepción de mensajes a través de la lista de difusión de Vox 

Temas: Vox Whatsapp