Ir a contenido

Sánchez asume que la legislatura se agota

El presidente admite que sin acuerdo de Presupuestos su mandato se "acorta"

Llama a Torra a forjar un acuerdo entre los catalanes independentistas y los que no lo son

Iolanda Mármol

Pedro Sánchez ve acortada su vocación de agotar legislatura sin Presupuestos. / DAVID CASTRO (VÍDEO: EFE)

"Como decía Manuel Azaña, la política es un continuo tejer y destejer.  Si algo he aprendido en seis meses es que los desafíos no acaban nunca. Parece que has resuelto un problema y tienes otros veinte sobre la mesa".  Es la reflexión de Pedro Sánchez a las nueve de la mañana para admitir por primera vez que sí, que el cúmulo de contrariedades llevará a un adelanto electoral y que la expectativa de resistir hasta el 2020 se desmorona. "Mi vocación de llegar hasta final de legislatura se ve acortada", ha reconocido tras admitir que resulta "evidente" que sin unos Presupuestos no puede continuar al frente del Ejecutivo.

¿Para cuándo las elecciones? ¿Tiene esta explicación algo que ver con la afirmación del ministro de Fomento de que no se puede descartar que sean el 26 de mayo? No hay respuestas.  "Las elecciones las haré cuando considere que son beneficiosas para este país, no lo haré en aras al interés de mi partido, ni porque me lo pida ningún otro partido", ha driblado Sánchez.  

El presidente tampoco se ha querido pronunciar sobre qué compañeros de viaje elegiría para formar un gobierno de coalición y ha dejado todas las posibilidades abiertas. A Podemos le ha agradecido su giro europeísta, al asumir los límites que establece la UE como insuperables. Y de Ciudadanos ha recordado que fue capaz de firmar un pacto con Albert Rivera. "Yo llegué a un acuerdo con Ciudadanos, pero al señor Rivera no le reconozco", ha opinado.

Su tesis es que hasta que conservadores y liberales no midan en unos comicoos legislativos quien sale ganador y qué fuerza queda subordinada, no acabarán de definir su línea política y no se desbrozará el mapa de pactos posibles. "Hasta que no haya elecciones generales y veamos si Ciudadanos y PP se sorpasan será muy difícil que ellos lleguen a acuerdos con nosotros", ha apuntado dejando una puerta abierta.  "Lo importante no es si tiene que haber un gobierno de coalición sino con personas cualificadas", ha defendido.

A su juicio, la pérdida de moderación de Ciudadanos y PP ha alentado el auge de la ultraderecha en España y la posible entrada de Vox en las instituciones. Ha llamado a ambas formaciones a la responsabilidad. 

Diálogo entre catalanes

Sánchez ha defendido que la salida a la crisis catalan pasa necesariamente por una reforma de l'Estatut. Ha pedido al 'president' Quim Torra que tenga altura de miras para construir un diálogo entre los catalanes independentistas y los que no lo son. "La responsabilidad que tiene el 'president' del Govern y la Generalitat antes de hablar conmigo, que yo encantado, es forjar un consenso dentro de Catalunya. Si el 'president' me viene solo con el discurso del 42% de los catalanes yo tengo un problema y él también, porque lo que hace es fracturar más la brecha de convivencia en Catalunya. Exigiría generosidad, liderazgo y responsabilidad", ha apelado. 

El presidente ha lamentado las posiciones encastilladas en Cayalunya. "Ni el Govern está haciendo su trabajo, ni el principal partido de la oposición [Ciudadanos] está haciendo su trabajo", ha resumido. 

Una vez más, ha apostado por la reforma de la Constitución para que la ley fundamental incorpore los valores de la juventud. Considera que es dentro de la Carta Magna donde existe una solución política para Catalunya y vuelve a advertir sobre los riesgos de los referéndum.