Ir a contenido

COMICIOS POLÉMICOS

Gómez-Reino gana las primarias de Podemos en Galicia a Carolina Bescansa

El diputado de En Marea se ha impuesto por el 55% de los votos frente al 45% de la cofundadora de Podemos

Miguel Ángel Rodríguez

El diputado de En Marea en el Congreso Antón Gómez-Reino se ha convertido en el nuevo secretario general de Podemos Galicia al imponerse en las urnas a la cofundadora de Podemos Carolina Bescansa. Gómez-Reino, candidato afín a la dirección estatal, ha obtenido un respaldo del 54,98 %, mientras que su oponente ha logrado el apoyo del 45,02 %.

Con este respaldo mayoritario de los más de 3.172 inscritos que han votado en este proceso de primarias, una participación muy similar a la que se alcanzó en las elecciones a secretario general del 2016, el diputado gallego ha alcanzado el puesto de líder autonómico dentro de la formación morada.

Gómez-Reino, afín al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha hecho con la victoria tras unas disputadas primarias en las que se enfrentaba a Bescansa. Gómez-Reino, que desde un primer momento lamentó la candidatura de la diputada por romper con la lista de unidad en la que llevaban trabajando semanas, ha quedado relegado durante toda la campaña electoral a un segundo plano por las continuas polémicas surgidas desde la dirección del partido.

Unas primarias polémicas

El primer encontronazo llegó cuando Iglesias criticó que Bescansa se postulase para dirigir el ala gallega de la formación cuando llevaba 20 años alejada de su tierra. Una cuestión que la diputada zanjó recordando al líder de Podemos que las gallegas no dejan de serlo cuando emigran.

El siguiente rifirrafe tuvo lugar cuando desde Madrid decidieron cambiar las reglas para las primarias gallegas. La secretaría de Organización del partido, presidida por Pablo Echenique, puso como condición necesaria que los inscritos presentaran sus DNI para poder votar. Bescansa, en una entrevista a EL PERIÓDICO, aseguró que, pese a suponer un cambio de reglas a mitad del partido, la medida no iba a minar la participación.

Unidad

Y así parece haber sido. Los 3.172 votos emitidos se acercan mucho a los 3.225 que se lograron en el año 2016. A todos estos inscritos Gómez-Reino ha querido agradecer que hayan "participado en este hermoso proceso” para conformar la dirección de Podemos Galicia. "A partir de hoy empieza la cuenta atrás del gobierno de Feijóo en la Xunta. Hoy es un buen día para Podemos Galicia, pero sobre todo lo es para Galicia", ha asegurado el nuevo secretario autonómico tras conocer su victoria. 

Gómez-Reino se ha mostrado fiel a su deseo de "unidad" dentro de la formación gallega y ha tendido la mano a Bescansa para que se "integre" en la nueva dirección del partido. "Desde el primer momento estamos siendo muy claros con eso. Le tendimos (a Bescansa) la mano el primer día", ha insistido el diputado antes de señalar la necesidad de abrir "un nuevo tiempos en Galicia" que permita al partido "estar en el centro del espacio del cambio de este país". Además, para Gómez-Reino el objetivo de Podemos debe ser "consolidar el cambio" a partir "de las elecciones europeas  y municipales" del próximo año. 

Periodo de reflexión

Por su parte, Bescansa ha declarado que piensa tomarse un periodo de reflexión esta noche antes de tomar decisiones. "Es prematuro ponerse a analizar ahora los resultados", ha asegurado antes de subrayar la necesidad de "hacer una reflexión colectiva" tras estas primarias gallegas.  Aun así, ha avanzado que no participará en el Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) para no "incomodar" a la nueva dirección. "Es un honor haber hecho este trabajo y tener formado este equipo de gente valiente", ha concluido.   

Iglesias ha felicitado, a través de Twitter, al nuevo secretario general de Podemos Galicia por su victoria y a Bescansa por la campaña que ha llevado a cabo. Para el líder morado ahora es el momento para que el partido gallego "construya las mayorías y la unidad popular para ampliar el cambio en las municipales y derrotar a Feijóo" en las próximas elecciones autonómicas. "¡Adelante!", terminaba el mensaje del dirigente de la formación.