Ir a contenido

Financiación PP

Bronca de una diputada del PP a Rufián: "No me guiñes el ojo, imbécil"

El republicano asegura que ha cerrado los dos ojos por su sorpresa ante la defensa de la bandera preconstitucional

La parlamentaria denuncia que se ha sentido humillada como mujer y pide a ERC que "llame al orden" al político catalán

Miguel Ángel Rodríguez

La vicepresidenta de la comisión de financiación irregular del PP llama imbécil a Gabriel Rufián, que antes le había llamado palmera de Álvarez-Cascos. / ATLAS

La comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP se ha convertido una vez más en un agrio y tenso rifirrafe entre políticos, con insultos incluidos. Esta vez los protagonistas han sido la vicepresidenta de la comisión, Beatriz Escudero, diputada del PP, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

Tras un encontronazo entre el diputado catalán y el exsecretario general del PP, Francisco Álvarez-Cascos, Escudero ha defendido al exministro, lo que le ha valido que el dirigente de Esquerra la tachase de "palmera".  

Ella, visiblemente enfadada y tras pedir amparo a la presidencia de la comisión, ha perdido las formar y desde su silla le ha gritado a Rufián "no me guiñes el ojo, imbécil". El republicano ha asegurado horas más tarde que no ha hecho ese gesto sino que ha cerrado los dos ojos, al verse sorprendido por la defensa de "la bandera preconstitucional, del aguilucho, del pollo, como se dice coloquialmente". "Yo en ese momento no sabía cómo reaccionar y he cerrado los ojos, ella de manera sorprendente ha interpretado que le guiñaba el ojo y me ha llamado imbécil. Esa es la historia", ha declarado a las siete de la tarde, después de que durante seis horas el rifirrafe se comentara ampliamente en las redes sociales. 


La parte más dura del toma y daca de la comisión, en la que Ruifán ha interrogado a Álvarez-Cascos, se ha iniciado después de que el diputado catalán preguntara al compareciente si había leído la sentencia del caso Gürtel que condena al PP. Álvarez-Cascos, en un giro de 180 grados, ha optado por lamentar que la Generalitat reciba el 28% de la financiación autonomica y ha cargado contra el independentismo por haber creado un "sistema de apartheid" que incumple varios artículos de la declaración de los Derechos Humanos. Rufián, con su habitual tono irónico y entre risas, le ha preguntado si "ese tal Apartheid" era un "jugador del Racing". 

La situación ha ido a peor cuando Rufián se ha dirigido al exministro para decirle que, después de sus palabras sobre el independentismo, solo le faltaba colocarse detrás la "bandera con el pollo". Ha sido este comentario el que ha dado lugar a la primera intervención de Escudero que, obviando que Rufián se había dirigido al "pollo" en referencia a la bandera franquista, le ha pedido respeto por "la bandera de todos los españoles"

Tras perder los papeles e insultar a Rufián, Escudero ha abandonado la sala, en medio de un constante murmullo por sus palabras, criticando duramente a la presidencia de la comisión por no darle amparo tras las descalificaciones del diputado catalán. Además, la vicepresidenta ha hecho del conflicto un ataque feminista y ha lamentado que el resto de diputadas no la hayan defendido por ser del PP.  

Humillación a "todas las mujeres"

Ya por la tarde, Escudero ha comparecido ante la prensa rodeada de casi todas las diputadas del grupo popular y también algunos parlamentarios y ha denunciado que Rufián ha traspasado hoy "muchas líneas rojas". "Ninguna mujer es ni una palmera ni un florero, y así me he sentido cuando me lo ha dicho", ha afirmado Escudero, que ha pedido el amparo de la Mesa del Congreso ante el "insulto inadmisible" del portavoz de ERC. La afectada ha pedido a la dirección de los republicanos que "llame al orden" a Rufián, "un señor que no puede ir perdonando la vida y menos a las mujeres". "Con su gesto de guiñarme un ojo me ha humillado a mí y a todas las mujeres", ha subrayado. 

Pese a que Rufián ha retirado después el calificativo de "palmera", Escudero ha explicado que, de momento, no le ha pedido disculpas. Ella se ha mostrado dispuesta a rectificar su insulto de "imbécil" aunque on lo ha hecho explícitamente. 

Ataques al independentismo

Por la mañana, pese a la marcha de la vicepresidenta de la sala, no se han rebajado los ánimos y Álvarez-Cascos ha seguido utilizando sus turnos de respuesta para atacar al independentismo. “Ojalá el independentismo no sea condenado nunca por infracción de los derechos humanos, porque los están infringiendo ustedes todos los días”, le ha espetado a Rufián cuando este le ha pedido que no le llame mentiroso y ha deseado que "ojalá" toda la corrupción del PP fuera mentira.

Finalmente, con el inicio del turno de preguntas de Ciudadanos ha llegado una calma relativa y después de que Rufián haya retirado sus palabras sobre la vicepresidenta, Escudero ha decidido regresar a la sala y, con cierta crispación, ha asegurado volver porque el turno del diputado de ERC había acabado.

Los insultos, acusaciones, menciones a banderas preconstitucionales e ironías, no han servido para sorprender a Álvarez-Cascos que una vez finaliza la comisión ha asegurado que no se ha sorprendido del tono usado. “El señor Rufián está en la permanente falta de respeto. No he tenido ninguna sorpresa”, ha señalado antes de volver a arremeter contra Catalunya por la financiación autonómica.