Ir a contenido

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

Casado pide evitar el "enfrentamiento directo" en Catalunya

Afirma que se "comienzan a dar" las circunstancias para aplicar otro 155 aunque no las concreta

Barones como Feijóo y Herrera y las excandidatas Cospedal y Santamaría no acuden a la reunión

Pilar Santos / Júlia Regué

Pablo Casado, acompañado de Dolors Montserrat, Xavier García Albiol y Javier Maroto, a su llegada a la Junta Directiva Nacional del PP que se celebra en Barcelona. / TONI ALBIR (EFE)

Pablo Casado, acompañado de Dolors Montserrat, Xavier García Albiol y Javier Maroto, a su llegada a la Junta Directiva Nacional del PP que se celebra en Barcelona.
Pablo Casado, acompañado de Dolors Montserrat, Xavier García Albiol y Javier Maroto, a su llegada a la Junta Directiva Nacional del PP que se celebra en Barcelona. Casado cree que comienzan a darse las circunstancias para volver a aplicar el 155.
Pablo Casado. 

/

Pablo Casado está redefiniendo su estrategia contra el independentismo catalán para intentar distanciarse de Ciudadanos mientras marca de cerca al Gobierno y le recuerda que le necesitará en el Senado para aprobar un posible segundo 155. El presidente del PP, que compite con Albert Rivera por el votante de centro-derecha, aprovechó la junta directiva nacional que se celebró este sábado en Barcelona para afear la llamada de los naranjas a quitar lazos amarillos. Tres días antes de la celebración de la Diada, Casado pidió evitar el "enfrentamiento directo" en la calle en aras de la convivencia entre catalanes. 

El líder conservador no volvió a utilizar la expresión de que el Onze de Setembre se ha convertido en una fiesta "xenófoba", aunque comparó la situación en Catalunya con la que vivió Euskadi con ETA. "No habríamos ganado nada irrumpiendo en una herriko taberna para enfrentarnos a quienes aplaudían a los asesinos", afirmó antes de reclamar confianza en las instituciones. El presidente de los populares apuntó que los constitucionalistas no pueden caer en esta "trampa" porque perderían las "razones políticas".

Descartó cualquier opción de diálogo. "No quiero seguir hablando de ellos, ni con ellos, quiero que les ganemos y que ellos pierdan", declaró antes de recibir el aplauso de los suyos. En su opinión, hay riesgo de "fractura de España", pero no solo por los nacionalistas sino también, en su opinión, por los socialistas, a los que ve sometidos a los independentistas que auparon a Pedro Sánchez.

Educación y TV-3 

Casado volvió a poner en valor la mayoría absoluta del PP en el Senado para aplicar de nuevo el artículo 155 con la "extensión y duración que el partido considere" (aunque no mencionó que es el Gobierno el único que puede activarlo). Llegó a decir que se "comienzan a dar objetivamente las circunstancias" para aplicarlo, aunque con posterioridad fuentes del partido no las pudieron concretar. El líder popular desearía que la posible intervención tuviera mayor "extensión" y afectara a TV-3 y al sistema educativo.

Importantes ausencias

La primera junta directiva nacional de la nueva etapa tuvo algo de amarga para Casado: no solo faltó Soraya Sáenz de Santamaríatambién causaron baja barones relevantes como Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Juan Vicente Herrera (Castilla y León) y María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha). Supuestamente muchos fallaron por ser fiesta en algunas comunidades y muchos municipios, y también por causas personales, razón que argumentó Santamaría.

0 Comentarios
cargando