Ir a contenido

RESULTADO DE LA VOTACIÓN

El Congreso tumba a Rajoy en la moción de censura y elige a Sánchez presidente

El candidato socialista recibe los votos del PSOE, Podemos, ERC, PDECat, PNV, Compromís, Bildu y NC

Tiene previsto tomar posesión el sábado y nombrará a sus ministros en los próximos días

Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy se saludan, protocolariamente, tras finalizar la sesión.  / Pierre-Philippe Marcou (POOL via REUTERS)

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy se saludan, protocolariamente, tras finalizar la sesión. 
Pedro Sánchez, este viernes en el Congreso. 
Emotivo abrazo entre Sánchez e Iglesias, al finalizar la sesión.
Joan Tardà de ERC, felicita al nuevo presidente del Gobierno.
Diego Cañamero, con una original camiseta, felicitando al nuevo Presidente.
 Pedro Sánchez saluda al portavoz del PNV, Aitor Esteban, tras conocerse el resultado de la votación.
Begoña Gómez y Magdalena Pérez-Castejón, esposa y madre, respectivamente, de Pedro Sánchez.
El nuevo presidente del Gobierno posando para los fotógrafos en el hemiciclo.

/

Lo que empezó siendo una iniciativa planteada con muchas dudas sobre su futuro, más una “exigencia democrática” que una apuesta por llegar a la Moncloa, ha acabado dando resultado. Pedro Sánchez ha sido elegido este viernes presidente del Gobierno con los apoyos del PSOE (84 diputados), Unidos Podemos (67), ERC (9), PDECat (8), PNV (5), Compromís (4), EH Bildu (2) y Nueva Canarias (1), una amalgama que da 180 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta exigida. Solo han votado en contra de la moción de censura el PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias, un conjunto que representa a 169 parlamentarios. La representante de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha sido la única que se ha abstenido.

Los colaboradores de Sánchez, un dirigente que ha sido dado por amortizado varias veces, que fue obligado a dimitir por su propio partido y después reconquistó el poder del PSOE con una contundencia que ahora le permite ejercer su liderazgo sin oposición interna, reconocen que más que un triunfo del secretario general se trata de una derrota de Mariano Rajoy. La sentencia del ‘caso Gürtel’, que concluye que Francisco Correa y el PP tejieron “un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional”, ha acabado con el todavía líder conservador.

El nuevo jefe del Ejecutivo aprovechó el enorme desprestigio de la figura de Rajoy, planteando la moción de censura, la primera que prospera de las cuatro debatidas en la historia de la democracia española, como un plebiscito sobre su figura. "El 'no' a la censura es un 'sí' a la permanencia de Rajoy en la presidencia. No hay término medio. No indulten con su voto a Rajoy. Abran una ventana de esperanza, con una democracia sana, fuerte y ejemplar", señaló Sánchez el pasado jueves, durante su primer discurso en la tribuna de la Cámara baja.

Los planes

La sensación en el entorno del secretario general del PSOE es de cierto vértigo. No habían preparado una llegada así a la Moncloa. “No entraba en mis planes”, reconoció el jueves el nuevo presidente, durante una sesión en la que trasladó cuáles son las metas a las que aspira como gobernante. Sobre Catalunya, quiere abrir el “diálogo” con el nuevo Govern y abordar una “solución política” que vaya más allá de “los tribunales”. También pretende, en un guiño al PNV, aplicar los Presupuestos que los nacionalistas vascos pactaron con Rajoy, un proyecto que también apoyó Ciudadanos. Y en el plano legislativo, quiere derogar los artículos más controvertidos de la ‘ley mordaza’, combatir la brecha salarial y “restituir” la sanidad universal. El líder socialista también anunció que intentará aprobar los Presupuestos del 2019. Según las cuentas del PSOE, todas estas tareas podrían llevar en torno a un año de mandato.

“Se abre un nuevo tiempo en la política española. Tiendo la mano a todos los grupos parlamentarios para abrir este nuevo tiempo. Espero que estemos todos a la altura”, ha dicho el líder socialista poco antes de la votación. Pero pocos se atreven a anticipar cómo será esta legislatura tras la llegada de Sánchez al poder, más allá de dar por supuesto de que la oposición del PP va a ser feroz, tanto o más que después del 11-M, con continuas acusaciones sobre supuestos "pactos oscuros" con los independentistas catalanes y los "herederos del terrorismo", en referencia a EH Bildu. No hay precedentes de un Ejecutivo con solo 84 diputados, sostenido por tantos partidos distintos. Sánchez, en principio, tomará posesión este sábado. Los nombramientos de los ministros pueden tardar varios días. Si el nuevo presidente ya tiene pensado quién integrará su Ejecutivo, se lo ha comunicado a muy pocas personas. Entre los favoritos a ingresar en el Gobierno socialista se encuentran  Carmen Calvo, Margarita Robles, Jordi Sevilla, Cristina Narbona, Patxi López, José Luis Ábalos y Miquel Iceta.  

  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.