Ir a contenido

DENUNCIA

La agredida en la Ciutadella dice que su agresor le dio "varios puñetazos" y la tiró al suelo dos veces

La mujer asegura que fue tras el hombre antes de que llegaran los Mossos para evitar que escapara

El Periódico

Independentistas colocan lazos amarillos en la verja del parque de la Ciutadella.

Independentistas colocan lazos amarillos en la verja del parque de la Ciutadella. / FERRAN NADEU

Lidia, la mujer agredida el pasado sábado en el parque de la Ciutadella de Barcelona asegura que su agresor la hizo caer al suelo en dos ocasiones y posteriormente le fue diagnosticada una desviación del tabique nasal, según consta en la denuncia presentada por ella misma ante la Policía Nacional.

El relato incluido en el escrito, facilitado por Ciudadanos, asegura que la mujer paseaba con sus tres hijos menores de edad y su marido a las 12.20 horas por la acera del paseo de Pujades cuando ella y su pareja retiraron algunos lazos amarillos que había colocados en la verja del parque.

Al verla, un hombre que llevaba a una mujer en silla de ruedas le increpó y le preguntó a voz en grito por qué quitaba los lazos. Al advertir que era rusa le llamó "extranjera de mierda" y le lanzó otros improperios como "vete a tu país" y "no vengas a joder la marrana aquí". Como ella no contestaba, el agresor volvió a gritar: "Contéstame", a lo que ella respondió: "Sí, soy rusa y también soy de aquí".

Puñetazos en cara y cuerpo

Según la denunciante, acto seguido, el hombre le dio un golpe en el lado derecho de la cara, haciéndole perder el equilibrio y caer al suelo, y al incorporarse se volvió a abalanzar sobre ella dándole puñetazos en la cara y otras partes del cuerpo, haciéndole caer de nuevo al suelo y echándose sobre ella para continuar agrediéndola.

Lidia explicó a la policía que su marido intentó sacarle a aquel hombre de encima, pero no pudo y tuvo que ser ayudado por otros viandantes que acudieron en su ayuda. Cuando lograron separarlos, el agresor huyó con la señora en silla de ruedas.

Mientras el marido calmaba a los niños, pidió a la gente que retieran al agresor, pero al ver que nadie lo hacía, ella misma le siguió hasta que aparecieron unos agentes de Mossos d'Esquadra que le retuvieron, según consta en la denuncia. Los agentes interrogaron sobre lo ocurrido tanto al presunto agresor como a la mujer y a su marido.

Una ambulancia prestó la primera asistencia a la mujer y en ella le informaron de que parecía tener la nariz rota. Sin embargo, en el Hospital del Mar, donde fue trasladada, le practicaron un TAC y le diagnosticaron una desviación del tabique nasal, contusión en el maxilar derecho y pequeñas erosiones ciliares izquierdas, y le fueron pautados analgésicos y reposo en una visita al ambulatorio el día siguiente.

0 Comentarios
cargando