Ir a contenido

LAS RETRIBUCIONES DE LOS ALTOS CARGOS

Torra se sube el sueldo un 5%, unos 7.000 euros anuales más que Puigdemont

El 'president' percibe 146.925 tras recuperar una paga extra que donará a fines benéficos

El Govern anunció la semana pasada que los funcionarios no recuperarán este año el recorte

Fidel Masreal

Quim Torra y Carles Puigdemont, en la rueda de prensa que dieron en Bruselas, el pasado 28 de julio.

Quim Torra y Carles Puigdemont, en la rueda de prensa que dieron en Bruselas, el pasado 28 de julio. / REUTERS / ERIC VIDAL

146.925,7 euros. Este es el sueldo del presidente de la Generalitat, Quim Torra. Una cantidad netamente superior a la de sus predecesores, Carles Puigdemont y Artur Mas. La subida del sueldo tiene que ver con la recuperación por parte de Torra de la paga extra que los anteriores 'presidents' dejaron de percibir como medida de austeridad en un contexto de recortes generalizados a los salarios de los funcionarios y a prestaciones sociales en general.

Según fuentes de Presidència, Torra ha decidido donar la parte proporcional de esta paga extra a organizaciones benéficias: la Associació Catalana pels Drets Civils (que trabaja en defensa de los políticos soberanistas presos y desplazados al extranjero), la onegé de Badalona Proactiva Open Arms (que trabaja en el rescate de refugiados en el mediterráneo) y una entidad de apoyo a los discapacitados. Presidència alega que ahora solo el 'president' dejaba de percibir esta paga extra, que ya estaban recibiendo los altos cargos y consejeros del Ejecutivo catalán.

El caso es que desde la crisis, en el 2010, el salario del presidente de la Generalitat había ido descendiendo de forma paulatina. Así, en el período del 2008 a mayo del 2010, el 'president' José Montilla percibió 169.446,78 euros. A partir de esa fecha, mayo del 2010, hasta diciembre del 2010 (cuando Mas fue investido 'president'), el sueldo ya se rebajó hasta los 144.030,12 euros. En el período 2011-2014, el salario bajó a 136.834,74, en virtud de la decisión de dejar de percibir pagas extra por parte de los altos cargos, en paralelo a las drásticas medidas de recortes sociales y de los salarios de los funcionarios de la Generalitat. 

En concreto, fue en octubre del 2011 cuando Mas anunció en el pleno del Parlament que los altos cargos del Govern no tendrían la paga extra de Navidad. La medida afectó a 350 personas (el 'president', los 'consellers' y los secretarios y directores generales) y supuso un ahorro, según el Govern, de 1,8 millones de euros. De esta manera, el Ejecutivo trataba de calmar los ánimos de profesionales que estaban viendo recortado su salario por culpa de los recortes.

Los funcionarios tendrán que esperar

La pasada semana, el 'conseller' de Polítiques Digitals i Administració Pública, Jordi Puigneró, advirtió a los representantes sindicales de los funcionarios de que el Govern no retornará este año el 10% de la paga extra del 2013 que fue cercenada a los trabajadores públicos en un contexto de crisis. Sigue pendiente la recuperacón de la extra del 2014 y la aplicación en Catalunya de los incrementos salariales pactados a nivel estatal.

El pasado mes de mayo, el Parlament aprobó la convalidación de dos decretos ley, aprobados por el Gobierno central en febrero, sobre el retorno del 20% de la paga extra a funcionarios de la Generalitat del 2012. Esta doble ratificación había sido retirada del orden del día del anterior pleno, a inicios de este mes de abril, por parte de las fuerzas independentistas mayoritarias (Junts per Catalunya y ERC).