Ir a contenido

PRESIDENTE DE ÒMNIUM CULTURAL

'Las visitas a Soto del Real', carta de Jordi Cuixart a EL PERIÓDICO

Jordi Cuixart

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart.

El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart. / JOAN CORTADELLAS

Prisión de Soto del Real, 28 de junio del 2018

Cada encuentro en la prisión de Soto del Real es una explosión de emociones, especialmente las familiares, pero ninguna visita te deja indiferente y, a menudo, cuando los visitantes se van es cuando surgen más reflexiones. Desafortunadamente, en estos casos no puedes enviar ningún mensaje instantáneo, ni complementarlo con una sencilla llamada.

El lunes por la mañana vinieron Pablo Iglesias y Jaume Asens a visitarme a Soto del Real. Cabe agradecer de nuevo a Instituciones Penitenciarias las facilidades para la visita. El hecho es que, de nuevo, tuve la oportunidad de conversar con dos hombres buenos, dos personas a las que me unen un montón de cosas; entre ellas, el respeto absoluto a la libertad de expresión y la defensa de la democracia.

Me viene a la mente la brillante constatación de Josep Ramoneda, cuando afirma que el problema es que algunos dirigentes políticos en el Estado español entienden la libertad de expresión como una concesión más que como un derecho. Así, mientras los derechos se defienden, las concesiones se pueden retirar. Sabéis que soy persona de pocos reproches, pero tener esto presente nos puede ayudar a allanar el camino del diálogo. Para empatizar con las diferentes partes, pues, hay que reforzar el valor de la libertad de expresión en la escala de los derechos colectivos e individuales.

Por Soto del Real, durante estos casi nueve meses de prisión, han pasado también el presidente Torrent, con quien me fundí en un abrazo por la recuperación de las instituciones; la alcaldesa Ada Colau, con quien me reí y lloré; o el 'president' Torra, con el que los recuerdos del pasado y la conciencia del momento presente hacen imposible describir las emociones vividas en palabras. Son visitas excepcionales tanto por el contenido como porque no hay ningún vidrio por el medio y eso permite una proximidad tan añorada como apreciada a la vez.

El filósofo Josep Maria Terricabras les dijo a sus alumnos el último día de clase de la Universitat de Girona: "Procurad ser rigurosos en vuestro pensamiento y permaneced siempre junto a los más débiles". Así, cuando hay quien se limita a pedir renuncias a los otros, agradecí a Iglesias su defensa del derecho a la autodeterminación. Rigurosidad en el pensamiento y coraje en el posicionamiento, también en público.

Escucharnos los unos a los otros

Por otro lado, siempre hemos reconocido el compromiso del PSC con el gran consenso de país que es el modelo de escuela catalana. Sigue en pie la invitación a reencontrarnos con Miquel Iceta: sería un placer mantener una conversación sincera. Como la brillante entrevista que nos ofrecieron Ana Pastor y Artur Mas la semana pasada en La Sexta; escucharnos los unos a los otros es el mejor punto de partida.

Tengo el convencimiento de que con todas las personas a las que cito en este artículo y todo aquello que representan en cuanto a pluralidad, y transversalidad, podemos construir puentes de entendimiento, sin renuncias previas, y podemos hablar de todo, como me recordaban Pablo y Jaume. El diálogo es un instrumento de construcción de sociedades maduras, basadas en el respeto absoluto a los derechos, las libertades y la democracia. Cualquier solución política duradera no puede ignorar ni construirse contra la voluntad democrática para la ciudadanía de Catalunya.

Este año hace 50 del asesinato de Martin Luther King, un referente de liderazgo, pero también de determinación férrea, de primar el sentimiento de unidad por encima de la división. Como dice el filósofo Francesc Torralba: "El sentido de fraternidad con todos los hombres, más allá del color de su piel". El propio Luther King, en su carta desde la prisión de Birminghan en abril de 1963, dijo que haremos bien en no olvidar que "tenemos que saber encajar la decepción más infinita, pero nunca podemos perder la esperanza infinita". Gracias de todo corazón por estas visitas.

¡Salud, ternura, entendimiento y República!

Jordi Cuixart

Presidente de Òmnium Cultural

PD: El acercamiento de los presos no nos puede encegar: sería una mejora para nuestras familias, pero no nos olvidemos de que simplemente es cumplir la ley, en ningún caso una concesión válida en democracia. Nuestra libertad no es moneda de cambio.