Ir a contenido

PRISIÓN PREVENTIVA

Iglesias visita a Cuixart tras "coordinar" su gesto con el Gobierno

El líder de Podemos se muestra seguro de que los políticos catalanes serán trasladados en breve

El PP critica que el jefe de los morados actúe de "bufón" de Sánchez o vicepresidente "en la sombra"

El Periódico

Pablo Iglesias, en un acto de la campaña de las elecciones catalanas del 21-D.

Pablo Iglesias, en un acto de la campaña de las elecciones catalanas del 21-D. / MARTÍ FRADERA

Segunda jornada intensiva de Pablo Iglesias, líder de Podemos, intentando colaborar a bajar el suflé de la crisis con Catalunya. Tras desplazarse el lunes a Barcelona para reunirse con el ‘president’ Quim Torra, 24 horas después fue a prisión a ver a Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, para quien reclamó la libertad tras su cara a cara. Lo solicitó también para el resto de dirigentes independentistas en situación de prisión preventiva a los que, según la organización morada, se dispone a visitar próximamente.

Iglesias estuvo acompañado por el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens, con el conocimiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de lo que iba a hacer y con la cooperación del Ejecutivo socialista para que dicho encuentro se produjera en las mejores circunstancias posibles, según narró el jefe de Podemos en la Sexta. "Hemos sido recibidos como autoridades y no hemos hablado a través de un cristal. Hemos estado en una sala y se lo debemos a las gestiones que ha hecho el Gobierno", apuntó.

Situó esta cita en prisión, en la que también pudo saludar al expresidente de la ANC Jordi Sànchez (que a su vez recibía la visita de la coordinadora del PDECat, Marta Pascal), como parte de los "movimientos" que se están haciendo para, poco a poco, suavizar la situación con Catalunya. "Sánchez lo está haciendo bien y creo que nosotros también", apuntó.

Traslado "en septiembre u octubre"

"Estamos trabajando. A los que tenemos cargos públicos, los ciudadanos nos pagan un sueldo muy bueno para que resolvamos problemas, no para que deleguemos en jueces", añadió Iglesias, que aseguró a la prensa haber visto a Cuixart "muy animado", dado que escribe y lee "mucho". Se atrevió asimismo a augurar que no tardarán los políticos catalanes presos en estar en cárceles más cercanas a sus familias, en septiembre u octubre, según calculó.

"Esta decisión no le corresponde al Gobierno, sino a los jueces, pero el Gobierno de Pedro Sánchez puede ayudar y está convencido de que el traslado es positivo para Catalunya y para España", recalcó, antes de insistir que lo ideal sería que estuvieran en libertad: "No deberían estar en la cárcel".

Críticas de PP 

Bien es cierto que Iglesias ha hecho algunas declaraciones sobre estas gestiones que está llevando a cabo que no parecen ser bien entendidas por los secesionistas. Por ejemplo, que le "consta" que se ha renunciado a la unilateralidad, cuando Torra está sugiriendo otro 1-O (sin concretar de qué habla exactamente) y Sánchez, desde Berlín, está avisando que eso no lo permitirá. A raíz de esto, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, admitió su "sopresa" y dijo que no renunciar a "ninguna vía" para defender sus postulados.

Este papel "coordinado" con el Ejecutivo -según palabras de la portavoz Irene Montero- que está desempeñando Iglesias en los últimos días está siendo ferozmente criticado por los populares, que ven al líder de Podemos como un "vicepresidente en la sombra" en el mejor de los casos, o como un "bufón" de Sánchez, según palabras usadas en TVE por el coordinador del partido, Fernando Martínez Maillo. 

0 Comentarios
cargando