Ir a contenido

CONTRATOS IRREGULARES

Ximo Puig niega la financiación ilegal del PSPV

El presidente de la Diputación de Valencia pasa este jueves a disposición judicial

El secretario general del PSPV dice que le parece "increíble" que se vincule la operación con las cuentas del partido

Nacho Herrero

Jorge Rodríguez, en su etapa de presidente de la Diputación de Valencia.

Jorge Rodríguez, en su etapa de presidente de la Diputación de Valencia. / MIGUEL LORENZO

El aún presidente de la Diputación de Valencia, el socialista Jorge Rodríguez, pasará esta tarde a disposición judicial tras haber sido detenido ayer miércoles por posibles irregularidades en contratos de alta dirección en una operación que Ximo Puig, presidente de la Generalitat valenciana y secretario general del PSPV, descartó que tenga relación con una posible financiación irregular del partido.

Fuentes judiciales han confirmado a EL PERIÓDICO que en estos momentos la causa no está centrada en las cuentas del PSPV sino solamente en la creación en Divalterra, una empresa de la corporación provincial, de una cúpula directiva alternativa, aparentemente irregular tanto por el sistema de elección como por su condiciones laborales, incluidas sus retribuciones, que rozarían los 80.000 euros anuales.

"La cuestión está circunscrita a lo que al parecer está. He leído en algún sitio que se hablaba de financiación ilegal del partido socialista y me parece increíble", ha señalado Puig en referencia a las informaciones que hablan de una línea de investigación para ver si parte del dinero cobrado llegó al partido mediante cuotas.

Aportaciones "legales"

"Las aportaciones de los miembros del partido y de otros partidos son perfectamente legales y forman parte de la legislación vigente y de la vida interna de los partidos. No hay ningún tipo de financiación ilegal", ha asegurado.

El secretario general del PSPV ha insistido en que "no hay corrupción económica ninguna, hay otro tipo de situaciones que pueden ser graves y a las que no quiero quitar ningún tipo de peso".

Puig ha confirmado que Rodríguez ha sido suspendido de sus cargos orgánicos y que presentarán un nuevo candidato (Toni Gaspar) a la presidencia de la diputación, que ahora tendrán que consensuar con sus socios de gobierno. También ha apuntado que aún no ha hablado con él y que por tanto no sabe si dimitirá de su cargos institucionales, pues además es alcalde de Ontinyent.

Alarma social

Respecto a esa decisión del partido, ha admitido que se trata de "una acción preventiva porque hay una alarma social evidente y hay que ejemplarizar nuestras acción política" porque "la Comunidad Valenciana vive en un estado de shock postraumático después de los años terribles de corrupción del PP".

Puig ha dicho que apartar a Rodríguez "tiene un gran coste personal y político" y pidió "prudencia" a la hora de valorar sus acciones. "Cuando acabe el proceso veré si estoy decepcionado o no, hasta este momento no", ha señalado tras señalar que "hay que ser extremadamente prudentes y administrar con prudencia la escasa información que hay". 

Temas: Ximo Puig PSOE