Ir a contenido

GOBIERNO DE ESPAÑA

El Gobierno da este viernes el primer paso formal para exhumar a Franco

El Consejo de Ministros creará una Dirección General que prepare el soporte jurídico

Calvo admite contactos con la Iglesia y con la familia del dictador para preparar el terreno

Ángeles Vázquez Gemma Robles

Carmen Calvo, durante una rueda de prensa.

Carmen Calvo, durante una rueda de prensa. / Luca Piergiovanni (EFE)

El Ejecutivo estudiará este viernes en Consejo de ministros el que será el primer paso formal para cumplir con su promesa de sacar los restos mortales de Francisco Franco de la Basílica del Valle de los Caídos: la creación de una Dirección General de Memoria Histórica que dependerá del Ministerio de Justicia y que se encargará del desarrollo jurídico que dé soporte a la histórica medida. Su aprobación tendrá lugar en esa misma jornada o, si se estima que hay que realizar algún ajuste técnico de última hora, siete días después, según confirmaron a este diario fuentes gubernamentales.

Estas mismas fuentes subrayan que se quiere trabajar despacio y con cuidado en el desarrollo de la actuación administrativa. Estiman que en tres semanas desde la creación de la Dirección general podrán tener listo el expediente correspondiente sin margen de error, dado que se intuye que habrá recursos futuros en lo contencioso por parte de alguna fundación u organización vinculada al dictador o a la ultraderecha.

En todo caso desde el Gobierno socialista, que también ha abierto ya interlocución con la Iglesia y con la familia Franco sobre este asunto, se insiste en que existe un reciente acuerdo del Congreso de los Diputados, de mayo de 2017, que insta al Ejecutivo a sacar a Franco del Valle de los Caídos, recordando que ni fue víctima de la Guerra Civil ni represaliado posteriormente, sino que falleció de muerte natural a los 82 años.

Aquella iniciativa, que salió adelante con la abstención de PP y ERC, proponía concretamente modificar la ley de Memoria Histórica para hacer posible la exhumación. Asimismo, reclamaba convertir el Valle de los Caídos en un lugar para la cultura de la reconciliación y la memoria colectiva democrática, "que sirva para dignificar y reconocer a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura". Está por ver si la modificación de esta norma es la vía que elige el equipo de Pedro Sánchez para culminar su proyecto, que el propio presidente del Gobierno avanzó que podría suceder en el mes de julio con el traslado de los restos mortales del dictador.     

Cita de Sánchez con la Conferencia Episcopal

 La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, confirmó este jueves que se han mantenido contactos con la Iglesia –que gestiona la Basílica del Valle de los Caídos- y la familia de Francisco Franco para empezar a hablar del inminente cambio de ubicación del cadáver.

No dio más detalles sobre esos "contactos" con la cúpula eclesiástica o la familia,  aunque este jueves se ha sabido que el propio Sánchez se reunió en la Moncloa con el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, el 19 de junio. Fue Blázquez quien lo confirmó, añadiendo que le había gustado el gesto de ser recibido tan pronto y que la Iglesia "no es un contrincante político" del Ejecutivo socialista. Por su lado, el portavoz de los Obispos, José María Gil Tamayo, precisó que no son ellos quienes deben decidir sobre "la permanencia o no" de los restos de Franco en el Valle de los Caídos. "Es otro ámbito, el político o familiar el que ha de decidir", apostilló.

En TVE, Calvo puntualizó que la exhumación de los restos mortales del dictador "tiene unos procedimientos que nadie se puede saltar". "Ahora estamos viendo las fórmulas jurídicas y luego llevaremos a cabo la acometida material que es trasladar esos restos", afirmó.

"Nos interesa hacerlo a la mayor brevedad posible, conviene no dar más vueltas y hacerlo de la manera más impecable y convertir así el Valle de los Caídos en un lugar de memoria común en el que encontremos el cierre de muchas heridas", destacó.

Desde el PSOE también se indica que existe también una vía de trabajo ya establecida con Patrimonio Nacional, del que depende el Valle de los Caídos. Este jueves Patrimonio hizo público que ha recibido el informe que esperaba del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que certifica como "posible con determinados límites impuestos por el estado de conversación" el acceso a la Capilla del Sepulcro, lo que permitirá intentar la exhumación de los restos de los hermanos Lapeña, acordada por los tribunales.