Ir a contenido

BARÓMETRO DE ESPAÑA DEL GESOP

Encuesta elecciones generales: El hundimiento del PP y el letargo de la izquierda catapultan a Ciudadanos

Rivera ganaría las elecciones con 114 escaños y Rajoy caería a 79 en pleno 'caso Cifuentes'

La formación naranja podría gobernar con los populares o con el PSOE, que también retrocede

Jose Rico

Encuesta elecciones generales: El hundimiento del PP y el letargo de la izquierda catapultan a Ciudadanos

Con el Gobierno del PP perdido en el endemoniado laberinto catalán y en extrema soledad parlamentaria, y con la izquierda desaparecida de todo combate, la marca alternativa del centroderecha español, Ciudadanos, está logrando campar a sus anchas con su calculada estrategia del palo y la zanahoria a partes presuntamente iguales. El histórico triunfo en las elecciones catalanas y los mínimos en que cotiza la marca PP auparían en estos momentos a Albert Rivera hasta la Moncloa. Mariano Rajoy se vería devorado por su socio preferente y debería luchar con el PSOE por salvar la medalla de plata. Y el partido naranja tendría que elegir compañero de gobierno entre populares y socialistas.

Según el Barómetro Político de España del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, en unas elecciones legislativas, Ciudadanos se catapultaría desde el 12,9% de los votos que cosechó en el 2016 al 28,5%, y de los 32 diputados actuales a una horquilla de entre 110 y 114. Hace un año, Rivera apenas conseguía mejorar sus registros. Ahora lidera con claridad todos los indicadores al atraer a uno de cada cuatro votantes del PP, al 15% del electorado socialista y al 22% de abstencionistas. El líder de los naranjas es además el político mejor valorado aunque sin llegar al aprobado, encabeza las preferencias como presidente y su tirón entre los electorados rivales es aún más elevado que entre sus propios votantes.

El trabajo de campo del sondeo se efectuó del 12 al 18 de abril, con tres frentes abiertos para el Gobierno y el PP: el debate sobre el alcance del delito de terrorismo, la manifestación por los presos independentistas y el azote persistente del máster fantasma de la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes. Tan adverso contexto ha desplomado la intención de voto a Rajoy, que se quedaría 7,5 puntos por debajo de Rivera y perdería casi 12 puntos respecto a las últimas elecciones. Con el 21% de los votos, el PP se precipitaría de sus 137 escaños actuales a 79-82.

CUARTO EN VOTO DIRECTO

Poco más de la mitad de los votantes populares del 2016 elegirían hoy la misma papeleta, razón por la cual los populares son cuartos en intención directa de voto (el voto sin 'cocina'), al mismo nivel que Unidos Podemos. El PP obtiene su peor resultado en esta serie de barómetros y por primera vez desde el 2009 –con José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa– no sería la formación más votada. Hace un año, Rajoy afianzaba sin problemas su registro actual.

En comparación, el PSOE amortigua mejor que el PP el golpe que Ciudadanos propina al tablero político, gracias en buena medida a la debilidad que consignan las huestes de Pablo Iglesias. A Pedro Sánchez el barómetro le hace retroceder dos puntos respecto a su última marca electoral y pasaría de 85 a 75-79 diputados. El leve consuelo para el hoy primer partido de oposición sería que podría soñar con disputarle al PP la segunda posición. Los socialistas empeoran incluso sus resultados del sondeo de hace un año, cuando el partido se hallaba en situación interina y esperando las primarias que retornaron el mando del partido a Sánchez, que en los últimos días ha salido de su letargo para exigir a Rajoy una cuestión de confianza si no puede salvar los Presupuestos.

CAÍDA MORADA

Entonces también estaba Podemos convaleciente de la agitada asamblea en la que Iglesias conquistó todo el poder en la formación frente a Iñigo Errejón. Un año después, los morados, que acaban de reabrir aquella herida en Madrid, continúan sin cuajar como recambio en el ala izquierda. Perderían tres puntos respecto a las generales del 2016 y sus 71 parlamentarios actuales se quedarían en 55-59. Un año atrás, pese a sus turbulencias internas, lograban consolidar sus registros.

Pese a esta fotografía tan cambiada del GESOP, el 45,7% de los españoles creen que el PP volvería a ganar las elecciones, frente al 30,6% que apuestan por Ciudadanos.

Ficha técnica de la encuesta de GESOP

Técnica: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador.
Universo: población de 18 años y más en España.
Número de entrevistas: 1.000.
Muestreo: Estratificado por autonomía y tamaño de municipio con selección aleatoria de hogares y cuotas cruzadas de sexo y edad.
Error de la muestra: +/- 3,1% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.
Trabajo de campo: del 12 al 18 de abril.

0 Comentarios
cargando