Ir a contenido

CAUSA POR REBELIÓN

La Guardia Civil dice que Turull fue "extraordinariamente relevante" en el 'procés'

El informe remitido al juez del Tribunal Supremo destaca su rol como 'exconseller' y lo sitúa en el comité estratégico

De él dependieron las campañas publicitarias del 1-O y el intento de destinar 3,4 millones a una cívica para "enmascarar" el gasto

Ángeles Vázquez / J.G. Albalat

Jordi Turull, en el Parlament.

Jordi Turull, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

El último informe de la Guardia Civil aportado a la causa por rebelión, sedición y malversación era lo que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena necesitaba para el auto de procesamiento que notificará este viernes a las partes, porque pormenoriza la actuación de cada uno de los imputados e, incluso, la de otros que solo lo están en el Juzgado número 13 de Barcelona. Al actual candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, le define como una figura tan "extraordinariamente relevante" en el 'procés' que lo incluye en el comité estratégico, que encabezan el expresidente Carles Puigdemont y el exvicepresidente Oriol Junqueras.

Según Enfocats, el documento incautado al exsecretario general de la Conselleria de Economia Josep Maria Jové y considerado la hoja de ruta del proceso soberanista, situaría a Turull, como el resto de 'exconsellers', en el comité ejecutivo y por eso es él quien encabeza ese apartado del informe. Sin embargo, su afinidad a la causa independentista le llevó también a participar hasta en seis reuniones del comité estratégico, todas ellas anteriores a su incorporación al Govern, en julio del año pasado.  

La agenda Moleskine intervenida al número dos de Junqueras en Economia le sitúa en la reunión en la que trataron de la posición de la CUP respecto a la investidura de Artur Mas y en la que fijaron "los pasos a seguir y las fases y secuencias del 'procés': leyes, declaración de independenciaelecciones constituyentes, referéndum y en qué momento hacer la desconexión". También asistió a la que valoró celebrar el referéndum en octubre y vio "evidente que no habría ninguna propuesta española, por lo que aplicarían la unilateralidad". 

Como 'conseller' de Presidència y portavoz del Govern, Turull se ocupó de gestionar "el diseño y la inserción de publicidad anunciando la celebración del referéndum y el registro de catalanes en el exterior", así como de la adquisión de los "dominios en internet relacionados con el Pacte Nacional pel Referèndum". Y fue uno de los cinco 'exconsellers' que desde sus respectivos departamentos asumieron los 979.661 euros que costaron las papeletas y el resto de material electoral impreso. Con el reparto se logró "una mejor ocultación" del gasto. A Presidència se le cargaron 198.871,76 euros.

Una partida de 3,4 millones

Además, solicitó en un correo a Junqueras una partida extraordinaria de 3.430.000 euros para una campaña de contenido cívico, cuya convocatoria finalmente quedó desierta. Según la Guardia Civil, se pretendía "enmascarar" con ella "el gasto que suponían los distintos anuncios de promoción del referéndum, como el de las vías del tren", que costó 277.804 euros. La que sí aprobó fue la del "SI o NO", por 224.835 euros, y cuyo objetivo era "fomentar la inscripción en el censo de catalanes en el exterior" para el 1-O.

Según la Guardia Civil, como miembro del Govern, firmó la convocatoria del 1-O y propulsó junto a Junqueras y el 'exconseller' de Afers Exteriors Raül Romeva el acuerdo del Ejecutivo para adoptar de forma colectiva y colegiada las decisiones necesarias para celebrar el referéndum ilegal.