Ir a contenido

LA ESCENOGRAFÍA

Un discurso de 12 minutos en el Salón de Audiencias

El mensaje se grabó el sábado en el Palacio de la Zarzuela

Pilar Santos

El mensaje íntegro de fin de año de el rey Felipe VI.

Después de su intervención extraordinaria del 3 de octubre, tras el referéndum, el mensaje del Rey de Navidad se esperaba con más interés de lo habitual en estas fechas festivas. Teniendo en cuenta la velocidad de los acontecimientos en Catalunya, la Zarzuela apuró los tiempos y grabó el mensaje el mismo sábado, según fuentes conocedoras de todo el proceso, que no oficiales, puesto que no informan de esos pormenores. 

Un año más, el equipo del jefe del Estado cambió la localización. Si un año se grabó en el Palacio Real y otro en su despacho, esta vez ha tocado en el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, decorado especialmente para la ocasión. Allí pronunció un discurso de 11 minutos y 55 segundos, himnos incluidos. Apareció el Monarca vestido con traje gris, camisa blanca con raya fina y corbata en azul. Cerca, como es habitual, las banderas de España y de la Unión Europea.  

Foto familiar en Marivent

Atentos siempre a los detalles, esta vez se han mostrado las figuras que simbolizan los galardones que se entregan en los Premios Princesa de Asturias (cuyo autor fue Joan Miró) y los Premios Princesa de Girona (de Juan Muñoz). También se puede ver un busto de Carlos III y un misterio con el nacimiento del niño Jesús. El detalle más personal lo pusieron a través de una foto de la familia real que la familia real se hizo este verano en el Palacio de Marivent y en el que Felipe aparece con su esposa y sus dos hijas. 

Por si alguien se pregunta por los libros que aparecen sobre el mueble, uno es "Camino de Santiago inolvidable"  y el otro, "Tesoros de los Palacios Reales de España. Una historia compartida". Respecto a los cuadros, son dos que se pueden disfrutar normalmente en el Salón de Audiencias: "Vista de la Concha de San Sebastián" (de Luis Paret y Alcázar, de 1786, propiedad de Patrimonio Nacional) y "Baile campestre" (de Michel-Ange Houasse, primer cuarto del siglo XVIII, también propiedad de Patrimonio Nacional).