ELECCIONES 21-D

La CUP, dispuesta a apoyar la investidura solo si hay "unilateralidad"

Riera considera que, a pesar del batacazo sufrido en las urnas, sus cuatro diputados serán "determinantes"

Marta Pascal propone restablecer el Govern existente antes del 155 y excluye de él a los anticapitalistas

Comparecencia de Carles Riera de la CUP.

Comparecencia de Carles Riera de la CUP. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

Beatriz Pérez

La CUP respaldará la investidura de un presidente independentista (¿quién?) e incluso entrará a formar parte del futuro Ejecutivo catalán solo en el caso de que ERC y JxCat asuman su programa político, cuya principal línea roja es la unilateralidad.

Los anticapitalistas han dejado muy claro a lo largo de la campaña electoral que la "desobediencia perpetua" al Estado es una condición irrenunciable para ponerse de acuerdo con ellos. De momento, parecen mantener esta premisa pese a que este 21D les ha traído muy malos resultados: de 10 escaños han bajado a cuatro, se van al grupo mixto con el PP y han perdido representación en Lleida y Tarragona.

Aunque el descalabro de la CUP ha sido evidente, sus escaños son imprescindibles para que el independentismo logre pactar una mayoría absoluta en el Parlament. Lo ha recordado su cabeza de lista, Carles Riera, esta mañana en Catalunya Ràdio. "Aunque nuestra influencia y argumentos electorales han bajado respecto a la legislatura anterior, nuestros escaños son determinantes". Y ha añadido: "Los haremos valer de acuerdo con nuestro programa".

Este programa es unilateralidad y "decretos de la dignidad", esto es, políticas públicas, desprivatizaciones, nacionalización de servicios y expropiación de pisos vacíos a la banca. "Se trata de no volver a hacer la autonomía –ha añadido Riera-, de no obedecer el 155, la Constitución y de no volver a aplicar el Estatut, sino de hacer república".

El voto de la CUP

El PDECat se desmarca

Al frente independentista los números le saldrán solo si logra ponerse de acuerdo. No es tarea fácil. Este mismo viernes, la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal, ha propuesto restablecer el Govern que existía cuando se aplicó el 155 y, así, se ha desmarcado de la propuesta de ERC de formar un gobierno de concentración que incluya a la CUP.

Para los anticapitalistas, este tipo de afirmaciones significan "volver a la pantalla autonómica". En su programa electoral hay un punto dedicado al "boicot" que la candidatura aplicaría si el Parlament, llegado al caso, debatiera una recuperación de competencias y no una "implementación" de la república, como ellos piden.

En cuanto a los 'comuns', este viernes Carles Riera ha vuelto a instarles a apoyar el independentismo. "Es hora de decidirse: dar apoyo a la acción del Estado o a la acción de la república". Las críticas, en tono duro, a los lilas han estado presentes a lo largo de la campaña.

Te puede interesar

Con respecto a la posibilidad de que dirigentes de la CUP como Anna Gabriel o Mireia Boya sean investigadas por la justicia por su participación en el proceso soberanista, ha subrayado: "Cerraremos filas en torno a las personas de nuestro movimiento que sean investigadas o represaliadas".

Por último, ha asegurado que, pese al descenso en escaños, el objetivo de la CUP de "desarrollar un programa político de construcción republicana y centrado en la acción social" está "al alcance".