Ir a contenido

MITIN DE JXCAT EN TARRAGONA

La ANC asegura que solo reconocerá a Puigdemont como 'president' legítimo

Espaldarazo implícito de la entidad soberanista a Junts per Catalunya

Puigdemont eleva el tono contra Iceta, Ciutadans el PP y Manuel Valls

El Periódico

Carles Puigdemont interviene desde Bruselas en el mitin de Junts per Catalunya de este sábado.

Carles Puigdemont interviene desde Bruselas en el mitin de Junts per Catalunya de este sábado. / ACN / BERNAT VILARÓ

La candidatura de Junts per Catalunya ha recibido este sábado un apoyo casi explícito de la Assemblea Nacional Catalana (ANC). En un comunicado interno a la militancia, la entidad soberanista (cuyo ya exlíder Jordi Sànchez es ahora el número dos de Carles Puigdemont en la lista de JxCat) afirma que "reconocerá únicamente al presidente legítimo surgido de las urnas" del pasado 27-S del 2015. Es decir, a Puigdemont, elegido finalmente 'president' tras el paso a un lado que dio el candidato Artur Mas.

Y reconocerá "al Govern que este designe", añade el texto. Solo se admitirá, pues, por parte de la ANC, a un Ejecutivo formado por fuerzas independentistas, si bien "abierto" a candidaturas que apuesten también por implementar una república en Catalunya. "Solo de esta manera se anulará la acción ilegítima e ilegal que el artículo 155 ha producido en las instituciones catalanas", añade el documento.

Esta tesis encaja como anillo al dedo con el mensaje que repetidamente lanza JxCat: solo es legítimo el retorno del 'president' Puigdemont. Es lo dicho, por ejemplo, este sábado por el candidato y alcalde de VallsAlbert Batet, en el mitin de Tarragona: "En Catalunya mandan los catalanes, no los de Madrid. No permitiremos que nos cambien al 'president', no permitiremos que haya otro, porque, si hay otro, será el presidente del 155". El presidente alternativo, pues, aunque sea el líder de ERC Oriol Junqueras, sería, para Batet, "el que quiere [Mariano] Rajoy".

La entidad da la espalda, pues, a Junqueras justo cuando su partido cobra ventaja en las encuestas sobre el 'expresident'. ERC acusó el golpe con aparente frialdad. Fuentes de la dirección apuntaron que ya estaba clara la parcialidad de la ANC dentro del bloque independentista desde que Sànchez ingresó como número dos en la lista electoral de JxCat. Esquerra, añadieron las mismas fuentes, no va a abrir una guerra con la candidatura de Puigdemont en puertas de la cita electoral. El 21-D, concluyeron, aclarará las cosas, informa Xabi Barrena.

Puigdemont eleva el tono

En todo caso, nada se ha dicho en el mitin de JxCat del apoyo de la ANC. La estrategia sigue centrada en el protagonismo único de Puigdemont y su carga de profundidad, cada vez más severa, contra el PPC's y en especial el PSC, a los que acusa de lanzar dardos contra JxCat porque la tendencia de la formación soberanista es al alza. "A medida que vamos caminando y dirigiéndonos hacia el final vamos creciendo cada día más, crece nuestro optimismo, la convicción de que derrotaremos al 155, y sus nervios", asegura.

Puigdemont tenía esta vez pesada munición para su ataque, tras las declaraciones del exministro socialista Josep Borrell sobre la necesidad de "desinfectar" las heridas antes de "coserlas" (en relación a la reconciliación que pregona Miquel Iceta) o la invectiva de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, vanagloriándose de haber "descabezado" desde el Gobierno tanto la candidatura de JxCat como la de ERC. Sobre "Miquel Iceta, de vergüenza en vergüenza hasta la indignidad final -ha espetado el candidato-, le exijo una disculpa a todos los catalanes; también los que no son independentistas porque no se merecen, ni ellos ni nosotros, que alguien que quiere presidir el país permita que se considere a una parte del país una enfermedad, una infección". "Catalunya no está enferma, está ocupada", ha espetado.

Críticas también a Valls

El 'expresident' ha tenido también palabras críticas contra el exprimer ministro socialista Manuel Valls, que ha protagonizado mítines en apoyo a C's y también el PP. Le ha acusado de no saber resolver el problema corso ("qué suerte tienen los corsos de que usted no sea el primer ministro") y le ha reprochado no tener "ni idea" de la realidad de Catalunya.

El encargado de responder de forma más contundente a Santamaría ha sido el 'exconseller' recientemente excarcelado Jordi Turull: "Este es su concepto de la democracia; el que no piensa como nosotros, descabezado, exiliado o en la cárcel. No tienen ni idea del pueblo de Catalunya".

Que JxCat eleva el tono contra los tres partidos constitucionalistas lo demuestran palabras tan extremas como las del cabeza de lista por Tarragona, Xavier Campdepadrós, que ha calificado a Ciutadans de "neofascistas, neoconservadores, neoespañolistas, xenófobos contra Catalunya". "Su único proyecto es destruir Catalunya, cualquier rastro de catalanidad", ha concluido.

0 Comentarios
cargando