Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

La 'receta Iceta' para la "reconciliación"

El manual de cocina para bajar el suflé incluye 700 platos programáticos para reimpulsar Catalunya

Roger Pascual

Miquel Iceta cocinando en el programa de Bertín Osborne.

Miquel Iceta cocinando en el programa de Bertín Osborne. / MEDIASET

Nada menos que 700 platos incluye el libro de la 'receta Iceta' para cambiar Catalunya. El manual de cocina del PSC para bajar el suflé es de lo más variado y pensado para todo tipo de paladares, desde los que siguen dietas democristianas como Ramon Espadaler hasta los que les gusta más la pimienta roja como el expodemista Carlos Jiménez Villarejo.

El primero de la extensa lista de puntos del programa socialista es plantear un "acuerdo por la estabilidad y la confianza" para el retorno de las empresas que se han ido desde el 1-O. Iceta ha puesto énfasis en la necesidad de "coser y curar las heridas" y de trabajar desde el "catalanismo social" para lograr la "reconciliación entre catalanes, con el resto de españoles y con Europa". 

En el paquete de promesas, también brilla con luz propia el impulso de un nuevo modelo de financiación que culmine en un "pacto fiscal federal". Su idea de negociar con el Ejecutivo español una quita de la deuda para Catalunya y otras autonomías que han realizado "un esfuerzo excesivo" para intentar reducir su déficit ha provocado que Ciutadans, del PP y varios barones socialistas refunfuñaran. Igual que también ha sido recibida con recelo su oferta de Hacienda federal, creando un consorcio entre la Agència Tributaria de Catalunya y la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Algo que ya está recogido en el actual Estatut. La idea es no solo desplegar el marco estatutario vigente sino intentar recuperar algunas partes laminadas por la sentencia del Tribunal Constitucional. Igual que se intentarán retomar los 46 peticiones de Carles Puigdemont a Mariano Rajoy, excepto la del referéndum.  

La reforma constitucional en clave federal vuelve a ser la solución que ponen sobre la mesa para resolver el encaje de Catalunya y España; una propuesta que implicaría una doble votación (una en toda España para validar la nueva Constitución y otra en Catalunya del nuevo Estatut federal) para la que, de momento, prefieren no fijar calendario porque creen que es una carrera de fondo. Para evitar indigestiones como la actual, el libro de recetas de Iceta apuesta por aparcar el 'fast food' del 'tenim pressa' para volver a la cocina a fuego lento.