ÓRDAGO INDEPENDENTISTA

El cardenal de Barcelona niega amenazas de violencia del Estado

Juan José Omella actuó como mediador antes de la DUI

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en una rueda de prensa en abril del 2016.

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, en una rueda de prensa en abril del 2016. / CARLOS MONTAÑÉS

Se lee en minutos

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha negado hoy "categóricamente" que en su intento de mediación entre el Govern y el Ejecutivo de Madrid antes de la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) se advirtiera de violencia del Estado. En un escueto comunicado emitido por el Arzobispado de Barcelona, el cardenal desmiente "las noticias aparecidas en diversos medios de comunicación sobre las informaciones de violencia de Estado, en caso de que el Gobierno de la Generalitat hubiese hecho una DUI".

El cardenal ha hecho esta afirmación para negar algunas informaciones que atribuyen a las personas que intentaron mediar en el conflicto entre el gobierno catalán y el Estado, como el lehendakari Iñigo Urkullu, el Sindic de Greuges, Rafael Ribó, o el propio Omella, la advertencia de una posible violencia de Estado.

Denuncia de Marta Rovira

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, denunció que el Gobierno "amenazó" por "múltiples vías" con enviar al Ejército y con "muertos en las calles" si el Govern mantenía sus planes de la declaración unilateral de independencia, un escenario de "violencia extrema" que "no estábamos dispuestos a asumir".

Noticias relacionadas

Enseguida, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, calificó estas afirmaciones de "burda patraña", negó rotundamente las acusaciones, y afirmó que "los dirigentes secesionistas están acostumbrados a mentir".

También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo que las afirmaciones de Roviera son "una vergüenza. Ya no hay calificativo que tenga para aplicar a esa afirmación. Dejémoslo en que es absolutamente falso. Es una enorme mentira y, sobre todo, es una vergüenza". EFE