Ir a contenido

Se busca Defensor del Pueblo

Soledad Becerril deja su cargo al frente de la institución, mes y medio antes de que expire su mandato

El PP deberá negociar con el PSOE o un amplio número de partidos su sustituto, que requiere el apoyo de tres quintos de los diputados del Congreso

Soledad Becerril: Aquí acaba mi tiempo como Defensora del Pueblo. / EFE / EUROPA PRESS VÍDEO

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, se ha despedido este martes de su cargo al frente de la institución, mes y medio antes de que el 21 de julio expire su mandato. En su adiós anticipado, la también exministra ha argumentado que "cinco años son tiempo suficiente para llevar a cabo la labor" de defender a los ciudadanos.

Becerril ha asegurado que ha ejercido su función con "total independencia" del Gobierno y que su objetivo ha sido "abrir la institución hacia el mayor número de ciudadanos". En su mandato ha destacado su preocupación por las víctimas, tanto de ETA, como del maltrato o de los procesos migratorios.   

A partir de ahora, el defensor adjunto, el exdiputado socialista Francisco Fernández Marugán, se hará cargo del puesto hasta la designación de un nuevo Defensor del Pueblo.

Este puesto normalmente se designa por consenso, dado que tiene que recibir el visto bueno de tres quintos de los diputados del Congreso de los Diputados, donde el PP esta legislatura solo cuenta con 137 de 350. El Gobierno tendrá por tanto que negociar con el PSOE o un amplio número de grupos para lograr un nombre que cuente con el suficiente 'quorum'.

Soledad Becerril llegó al cargo de Defensora del Pueblo en julio de 2012, convirtiéndose en la primera mujer en acceder a este puesto, en el que sustituyó a María Luisa Cava de Llano, que ocupaba el puesto de manera interina desde que Enrique Múgica abandonó el cargo en 2010, al expirar su mandato.

PRIMERA MINISTRA

Becerril, nacida en Madrid en 1944, fue también la primera mujer que accedió al Consejo de Ministros desde la Segunda República cuando Leopoldo Calvo Sotelo la nombró ministra de Cultura en diciembre de 1981, cargo que ocupó hasta 1982. Además, fue alcaldesa de Sevilla entre 1994 y 1999.

De la mano de UCD, accedió al Congreso en las elecciones generales de 1977 y en la primera legislatura del Gobierno de Adolfo Suárez. Posteriormente, también fue diputada por las filas del PP en las en la cuarta, quinta y sexta legislaturas. En 2004 fue elegida senadora por Sevilla y en 2008, de nuevo diputada por Sevilla.

Es licenciada en Filosofía y Letras, especializada en filología inglesa, por la Universidad de Madrid, y tiene estudios en la Universidad de Columbia. Ha sido profesora en la Universidad de Sevilla y fundó la revista de información andaluza 'La Ilustración Regional', de la que fue consejera delegada. Becerril recibió en 2006 la Medalla de Oro de Andalucía.

LOS ORÍGENES DEL CARGO

La figura del Defensor del Pueblo fue creada en España por Ley Orgánica en 1981, aunque el primer titular de la institución no fue nombrado hasta el 30 de diciembre de 1982. Se trataba de Joaquín Ruiz-Giménez Cortés, que contó con Álvaro Gil-Robles y Gil-Delgado como Adjunto Primero y estuvo al frente de la defensoría un mandato, es decir, cinco años.

0 Comentarios
cargando