04 abr 2020

Ir a contenido

EL PAPEL DEL MINISTERIO PÚBLICO

Pedro Horrach se declara "dolido" por haber pasado por un "títere" al servicio de la infanta Cristina

"Tenemos independencia suficiente para oponernos a las órdenes de los superiores", sostiene el exfiscal

El fiscal Pedro Horrach.

El fiscal Pedro Horrach. / MIGUEL LORENZO

El exfiscal Pedro Horrach ha dicho este lunes sentirse "dolido" por el hecho de que se pusiera en duda su "criterio profesional" cuando ejerció como representante del ministerio público en el 'caso Nóos'. "Escuchar de forma reiterada que me trataban como un títere al servicio de determinados intereses, que existía una especie de confabulación para salvar a la infanta [Cristina] y que yo era una de las piezas para ello me dolió", ha subrayado en declaraciones a La Sexta.

Horrach, que siempre se opuso a que la hermana del Rey -absuelta de dos delitos fiscales y multada con 265.088 euros como responsable a título lucrativo-, fuese acusada, ha insistido en que, si se sentó en el banquillo, fue por su "posición institucional" y la "presión mediática".

El ahora abogado ha defendido a los fiscales de la operación LezoCarlos Iañez y Carmen García Cerdá, que se opusieron a una orden dada por el fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moixen relación a los registros del caso del saqueo a la empresa pública Canal de Isabel II. Y ha destacado que los representantes del ministerio público tienen "armas" e "independencia suficiente" para oponerse a las órdenes que reciben de su superior.

"Los fiscales tenemos armas suficientes, independencia suficiente, para poder oponernos a las órdenes, entre comillas, que recibamos de los superiores si consideramos que estas no reflejan lo que debería ser el criterio jurídico que corresponde a este caso concreto", ha dicho Horrach.