Ir a contenido

(DES)MEMORIA HISTÓRICA

Polémica por la calle que PP y Ciudadanos dedicaron al fundador de un bar franquista

C's expedienta a sus ediles en Almuradiel y Podemos lleva el caso a la fiscalía

El actual propietario de Casa Pepe retira la placa para "no perjudicar al pueblo"

Fachada del bar franquista Casa Pepe, en Almuradiel (Ciudad Real).

Fachada del bar franquista Casa Pepe, en Almuradiel (Ciudad Real).

El pleno del Ayuntamiento de Almuradiel (Ciudad Real) aprobó el pasado noviembre dedicar una calle de la localidad a Juan Navarro Muñoz, fundador ya fallecido de Casa Pepe, un popular bar de carretera situado en la autovía A-4, en el paso de Despeñaperros, fronterizo con la provincia de Jaén. Nada de todo esto sería noticia si no fuera porque este establecimiento es conocido por la exhibición sin rubor alguno de simbología franquista, tanto en sus paredes como en su perfil de Facebook. Fueron los votos del PP y la abstención de Ciudadanos los que permitieron este acto de desmemoria histórica.

La polémica por esta decisión ha ido creciendo con el paso de los días. La dirección de Ciudadanos ha expedientado a sus dos concejales en Almuradiel por haber facilitado que se homenajee a "una persona cuya ideología es abiertamente contraria a los principios y valores democráticos que defiende esta formación". La propuesta partió de una asociación de vecinos y, para más inri, populares y 'naranjas' hicieron prosperar la iniciativa aprovechando la ausencia de la alcaldesa, la socialista María Asunción del Moral, que estaba de baja. El consistorio lo forman tres ediles del PP, dos del PSOE y dos de Ciudadanos.

Imagen de uno de los platos que sirve Casa Pepe, promocionado en Facebook junto a simbología franquista.

Ante el revuelo generado, el hijo del fundador y actual propietario del bar, Juan José Navarro, ha optado por retirar la placa en recuerdo de su padre para evitar "más polémica" y para "no perjudicar al pueblo". No obstante, ha asegurado que su padre, fallecido en el 2013, "trataba bien a todo el mundo, fuera como fuera", y se dedicó a dar trabajo a la gente y a ofrecer "un buen producto y servicio" en Casa Pepe.

"ESPAÑA NECESITA A HITLER O FRANCO"

Lo cierto es que Juan Navarro demostró sin tapujos su ideología ante las cámaras de La Sexta. Entrevistado en el 2013, el fundador de Casa Pepe obsequió a la audiencia con un ramillete de lindezas, entre las que se pudieron escuchar que "España necesita un Hitler o un Franco" o que "las mujeres deberían estar en la cocina y barriendo".

El escándalo podría llegar a la fiscalía a través de Unidos Podemos, que ha solicitado al ministerio público que investigue la posible vulneración de la ley de memoria histórica. Y no solo por la concesión de la calle, sino sobre todo por el homenaje a Navarro que tuvo lugar el día de la inauguración, a la que acudieron una representación de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Torremolinos vestidos de uniforme.

En la pregunta por escrito dirigida al Gobierno, firmada por el diputado de En Comú Podem Fèlix Alonso, Unidos Podemos relata que el pasado 26 de noviembre este grupo de antiguos legionarios desfiló durante cerca de dos horas a las puertas del establecimiento coreando lemas como "Arriba España" o "Viva Franco". Según este relato, el acto terminó con el himno nacional, el izado de la bandera española sin escudo y el descubrimiento de la placa que bautizaba la calle con el nombre de Juan Navarro Muñoz.

0 Comentarios
cargando