LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

El 80% del PSC pide primarias en el PSOE ya

Los organizadores de la iniciativa que exige un cónclave inminente dicen tener 70.000 firmas de militantes socialistas, el 40% del total

El movimiento, promovido por los afines a Sánchez, puede colocar en aprietos a la gestora que pilota el partido tras la dimisión del líder

Mario Jiménez, en la rueda de prensa tras la reunión de la comisión gestora del PSOE, el lunes 10 de octubre, en la sede madrileña de Ferraz.

Mario Jiménez, en la rueda de prensa tras la reunión de la comisión gestora del PSOE, el lunes 10 de octubre, en la sede madrileña de Ferraz. / JUAN MANUEL PRATS

2
Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

La iniciativa para que el PSOE convoque ya unas primarias en las que se elija a su nuevo secretario general, impulsada por los afines al dimitido Pedro SánchezPedro Sánchez, está cogiendo mucha fuerza, según sus organizadores, amenazando por el camino los planes de la gestora, presidida por el asturiano Javier Fernández. Según el portavoz de este movimiento, José Antonio Rodríguez, alcalde de Jun (Granada), ya se han recogido y cotejado 69.782 firmas de militantes socialistas. Las bases del PSC ocupan aquí un lugar principal: 8 de cada 10 socialistas catalanes con carnet, explicó este jueves Rodríguez, ya han apoyado esta petición. Entre otros, Núria Parlón, candidata a liderar el PSC.

La cifra exacta de rúbricas tiene una enorme importancia. Según los estatutos del PSOE, si más de la mitad de las bases del partido lo reclama, se tiene que convocar un congreso, con unas primarias previas en las que los militantes estarían llamados a votar. El último censo fija el número de afiliados en 187.000. A la iniciativa, por tanto, le faltarían algo menos de 25.000 firmas para poder activarse. Aun así, las normas internas de los socialistas son en esto extremadamente vagas, como en tantos otros apartados, y no aclaran cuántos días tendrían que pasar para celebrar el congreso.

A este extremo podría agarrarse la gestora para evitar convocar el cónclave de forma inminente, en contra de sus deseos, que pasan por esperar a que se haya constituido un nuevo Gobierno, bien tras unas terceras elecciones, bien tras la probable abstención de los socialistasprobable abstención en una nueva investidura de Mariano Rajoy. En cualquiera de los dos casos, fuentes del organismo que pilota al PSOE tras la forzada salida de Sánchez señalan que no tienen pensado que el cónclave tenga lugar, como mínimo, en los próximos seis meses.

La recogida de firmas (avalada también por 500 alcaldes, según sus promotores) "no cambiará los planes", continúan estos dirigentes. Señalan que Rodríguez, un alcalde atípico, muy locuaz, sin apenas peso orgánico y con gran presencia en las redes sociales, ya dijo tener avales para competir en el 2013 contra Susana Díaz por el liderazgo del PSOE andaluz. Nunca llegó a presentarlos.

EL PRECEDENTE

Pero esta vez su iniciativa tiene mucha más entidad. Aunque Rodríguez es el portavoz, los afines al depuesto Sánchez están detrás del movimiento, que está cogiendo un enorme vuelo entre las bases socialistas, mayoritariamente contrarias a que el partido acabe permitiendo mediante su abstención la continuidad de Rajoy. "Lo que queremos es presionar para que el congreso se convoque cuanto antes y visualizar que la gestora no cuenta con el apoyo de las bases", reconoce un miembro de la extinta ejecutiva socialista.

Noticias relacionadas

A la brecha entre altos cargos y militantes también contribuye la negativa de la gestora a celebrar una consulta para que las bases decidan qué posición tomar en la futura investidura de Rajoy. En su lugar, el organismo defiende que sean los más de 250 miembros del comité federal quienes voten qué hacer. En principio, lo harán el 23 de octubre. 

La gestora asegura que Sánchez apoyará la abstención a Rajoy si así se decide