24 oct 2020

Ir a contenido

LA NUEVA LEGISLATURA

PSOE, Podemos y C's intentarán evitar que el PP domine la Mesa del Congreso

Errejón confirma que han iniciado los contactos para que Rajoy no ponga "el candado" a la legislatura más plural

Juan Ruiz Sierra Iolanda Mármol

Íñigo Errejón conversa con su homólogo socialista, Antonio Hernando, tras Pedro Sánchez, en la legislatura pasada. 

Íñigo Errejón conversa con su homólogo socialista, Antonio Hernando, tras Pedro Sánchez, en la legislatura pasada.  / AGUSTÍN CATALÁN

El encaje es complicado, pero PSOE, Podemos y Ciudadanos van a tratar de negociarlo antes del 19 de julio, fecha límite. Buscan que el PP no disponga de mayoría en la Mesa del Congreso, que es un órgano de toma de decisiones fundamental de la Cámara y puede inclinar la balanza en momentos clave de la legislatura. Los grupos consideran paradójico que el Parlamento más plural fuera dominado por el partido de Mariano Rajoy y por ello abrieron ya la semana pasada un diálogo preliminar. Más allá de si es materalizable ese acuerdo, las conversaciones en si tienen relevancia porque implica que Podemos está predispuesto a negociar con Albert Rivera. En la anterior legislatura, la fuerza morada quedó fuera de juego, puesto que PSOE y C’s llegaron a un pacto -al que se unió después el PP- sin que Pablo Iglesias lo supiese.

Íñigo Errejón

SECRETARIO POLITICO DE PODEMOS

"No puede ser que tengamos un Parlamento plural en el que dan los números para avanzar y, sin embargo, una Mesa en la que tuviera la llave del candado el PP"

Tras la amarga experiencia de quedarse sin capacidad operativa en la Mesa, Íñigo Errejón, que previsiblemente repetirá como portavoz, ha comenzado a tender puentes. Este lunes hizo “un llamamiento al resto de fuerzas para que el PP no tenga "el candado" que bloquee la pluralidad en la Mesa. No ofreció detalles sobre qué fórmula de encaje sondean, pero subrayó que están dispuestos a "explorar todas las opciones para que no haya una mayoría de cierre".

Esos encajes no son sencillos. La Mesa está integrada por nueve representantes, en proporción al resultado del 26-J: el presidente coincide con el del Congreso (en la anterior legislatura lo fue Patxi López y los socialistas quieren volver a proponerlo), más 4 miembros que son del PP, 2 del PSOE y 2 de Podemos. Los de Pedro Sánchez y los de Iglesias podrían ceder un puesto a C's para que también tuviese voz, pero aún así estarían empatados con los 4 de los populares. La única fórmula para que el PP no tuviese el dominio sería que, en la negociación de investidura, los socialistas consiguiesen, además, arrancarle a Rajoy la presidencia del Congreso, y por ende, de la Mesa. En tal caso, serían 5 contra los 4 del PP.