DE VUELTA A LAS URNAS

Batet apuesta por un acuerdo con Unidos Podemos

La candidata del PSC descarta facilitar, por acción o por omisión, un gobierno del PP

Evita polemizar con Susana Díaz tras sus críticas a Ada Colau

Meritxell Batet y Alberto Garzón, en el Congreso.

Meritxell Batet y Alberto Garzón, en el Congreso. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

ROGER PASCUAL / BARCELONA

El gobierno de izquierdas es la opción preferida por los electores después del 26-J, según la encuesta del GESOP publicada por EL PERIÓDICO. Y es también la que ve más factible Meritxell Batet, candidata del PSC, que descarta facilitar por acción o por omisión la continuidad del PP en el poder.

"Si pensamos en las ideologías de los partidos y si Podemos se autodefine como partido de izquierdas a priori tendría que haber más posibilidades de llegar a un acuerdo con Podemos", ha dicho la candidata. No obstante, después de haber estado en las negociaciones fallidas para formar Gobierno, sabe que no será fácil. Como sentenció en una entrevista en este diario, "donde no está Pablo Iglesias llegamos a acuerdos". De todas formas, puesta en la disyuntiva de pactar con Ciudadanos o Unidos Podemos, cree que hay más elementos que los acercan a la formación morada. "Tenemos un programa socialdemócrata de izquierdas y parece lógico que tengamos más facilidad para ponernos de acuerdo con fuerzas de izquierdas. Nos entenderemos con las fuerzas que prioricen estas necesidades".

FUEGO CRUZADO

Pese a las últimas críticas de Susana Díaz a Podemos y sus confluencias, la candidata del PSC asegura que en el PSOE todos comparten el

Ada Colau

ALcaldesa de barcelona

El caciquismo de buena parte del PSOE andaluz sí tiene un largo historial de privilegios. Ojalá echar al PP fuera un objetivo compartido con Susana Díaz

mismo objetivo. "El PSOE tiene muy claro cuál es su proyecto político y cuál es su objetivo en estas elecciones, que es tener un presidente socialista", ha apuntado evitando polemizar con la presidenta andaluza. Quién sí que ha querido responder a Díaz, que había dicho que los votos andaluces no serviría para pagar los privilegios de Ada Colau, ha sido la alcaldesa de Barcelona. "No sé a qué privilegios se refiere, pero sí me gustaría contestarle que ni aquí ni en Andalucía queremos privilegios sino derechos. Que el caciquismo de buena parte del PSOE andaluz sí tiene un largo historial de 'privilegios', incluidos gravísimos casos de corrupción como el de los ERE, y eso lo hemos pagado todos y todas", ha replicado la alcaldesa a la dirigente socialista en su página de Facebook, reclamando que el 26-J el enemigo común tiene que ser Mariano Rajoy.

Te puede interesar

"Ojalá echar al PP fuera un objetivo compartido con Susana Díaz. Pero cuando se apunta al discurso del miedo y a las difamaciones de la derecha, parece olvidar quién es realmente el adversario político… ¿o no es el PP?". La alcaldesa ha concluído reclamando al PSOE que aclare cuál será su política de alianzas: "Sería honesto que el PSOE empezara la campaña aclarando ese detalle, porque habrá un 27-J, y solo dos opciones de formar gobierno: o gran coalición con el PP, o gobierno de cambio. Nosotros trabajamos inequívocamente por el segundo". Xavier Domènech, en un acto de En Comú Podem en Igualada, ha apuntalado esta tesis, emplazando al PSOE a no cometer el "suicidio político" de la gran coalición. "Espero que los socialistas hagan caso de sus votantes, que prefieren un gobierno de cambio y no apuntalar a la derecha”,

Ante esta encrucijada, Batet tiene muy claro que la gran coalición es una alternativa que no se plantea. "Podríamos haber facilitado el gobierno del PP con nuestra abstención o voto a favor, pero dijimos que no lo íbamos a hacer, no lo hemos hecho ni lo vamos a hacer. Somos la alternativa al PP". Su prioridad es revertir políticas populares en todos los ámbitos. En el cultural Ángel Gabilondo y Batet han anunciado en un acto en Barcelona la intención de recuperar el ministerio de Cultura, crear una ley de reconocimiento del plurilingüismo y bajar el IVA cultural del 21 al 10% en el primer consejo de ministros.