07 ago 2020

Ir a contenido

PNV y Unidos-Podemos, empatados a escaños en Euskadi

En votos, la coalición de izquierdas superaría a los peneuvistas

El PP es el partido que más apoyos pierde entre los vascos respecto a diciembre

Aitor Ubarretxena

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en una foto de archivo en San Sebastián.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, en una foto de archivo en San Sebastián. / AFP /RAFA RIVAS

Unidos Podemos y el PNV obtendrían en Euskadi el mismo número de escaños, seis, en las próximas elecciones generales, aunque la coalición de izquierdas volvería a ganar en votos.

En una encuesta elaborada por EiTB, la Radio Televisión Pública Vasca, se concluye que Unidos Podemos recabaría el 28,8 % de los votos, un porcentaje similar al que la coalición hubiese alcanzado en diciembre de haber concurrido conjuntamente (29,2 %). Por su parte, el PNV recibiría el 25,4 % de los votos, con un ligero ascenso respecto a diciembre. Tercero sería EH Bildu con el 15,5 % de los sufragios, y una pequeña tendencia al alza. Por detrás, el PSE bajaría votos, hasta llegar al 13,1 % del total, e incluso podría perder un escaño. El PP lograría un 10,5 %, lo que le convertiría en el partido que un descenso más acusado en Euskadi en estos seis meses, aunque mantendría su representación, mientras Ciudadanos conseguiría un 4,5 %, con un escaso incremento de apoyos.

El mismo sondeo apunta, respecto a las elecciones autonómicas vascas previstas para otoño, que el PNV ganaría los comicios, mientras que EH Bildu sería segunda. En estos comicios la coalición Unidos Podemos quedaría en tercer lugar. En escaños, los  peneuvistas tendrían 27 parlamentarios, los mismos que en 2012; EH Bildu, 16, lo que supone una pérdida de 5 asientos; Unidos Podemos, 15; PSE, 9 (baja 7); PP, 7 (pierde 3) y Ciudadanos, uno.

ACUERDO PNV-PSE EN VITORIA

PNV y PSE han alcanzado en Vitoria un acuerdo de gobierno "cohesionado" y "abierto" a consensos con el resto de formaciones del consistorio. De esta forma, el Ejecutivo local, en manos peneuvistas desde las elecciones municipales por los peneuvistas, incorpora al socialista López de Munain como primer teniente de alcalde y pasa de tener el respaldo de 5 ediles a 9, en una Corporación de 27 asientos.

Vitoria era el único Ayuntamiento de las capitales vascas que se quedó al margen del pacto global suscrito entre ambas formaciones, que se aplicó también en las tres diputaciones vascas. El voto en Andoain (Guipúzcoa) de un candidato independiente del PNV, que no respaldó a los socialistas, provocó la ruptura del acuerdo en Vitoria, que ahora se ha recompuesto.